La propuesta fue recibida por el viceministro de Hacienda y Crédito Público, José Adrian Chavarría, que señaló que la prioridad de la reforma a la ley de equidad fiscal, es mejorar la distribución de la renta y generar una mayor recaudación a partir del incremento de contribuyentes.

"Nosotros vamos a considerar los aportes que están haciendo. En una o dos semanas nosotros estaríamos dando respuesta y así como la empresa privada, hemos también recibidos propuestas del FNT, de los trabajadores, de la asociación de comerciantes y de la UNAG también", mencionó Chavarría.

La iniciativa del COSEP consta de 31 puntos, entre los que se destacan la promoción de la competitividad empresarial, la productividad laboral, inversión y generación de empleo.

“Coincidimos definitivamente con el Gobierno en la necesidad de que se reduzca la informalidad tributaria, que se amplié la base de contribuyentes, que se mejore la base de equidad fiscal, también estamos buscando como se reduzca la evasión, la defraudación y el contrabando”, dijo Aguerri.

Igualmente proponen la puesta en marcha de una política tributaria neutral en el tratamiento de las importaciones de productos terminados en relación a la producción nacional. También consideran que la reforma debe estimular la producción nacional, de forma tal que permita a las empresas competir en aquellos mercados con Tratados de Libre Comercio.

Otro planteamiento hecho por los empresarios, es aquellas exoneraciones que sean consensuadas durante la concertación, se debe crear un mecanismo de facilitación, pues consideran que existe una gran cantidad de sectores que no “pueden aplicar a estas exoneraciones por lo complicado de la tramitología”.

Igualmente coinciden con el planteamiento de los sindicatos, que piden un aumento en el techo de Impuesto sobre la Renta, que debe ser arriba de los 100 mil córdobas anuales para los asalariados. También consideran la propuesta de reducción del Impuesto al Valor Agregado (IVA).

“Esperamos que de aquí al mes de diciembre tengamos una posición de consenso que nos permita llegar al año 2013 con un esfuerzo de concertación. Estamos trabajando en una reforma que cambie de una sola vez el sistema, pero teniendo en cuenta toda estas variables”, dijo.

El COSEP considera que las reformas deben aplicarse de forma gradual, pues no existe la presión de lo recaudatorio y eso da espacio con la gradualidad.

La presente concertación pretende movilizar las fuerzas económicas para estimular la capacidad productiva y generar empleos, incidiendo en la mejora de la competitividad. Como consecuencia de la mayor productividad y la mejor administración tributaria, se podría alcanzar una mayor recaudación, producto del incremento en la actividad económica.

Indicó que los principios generales de la reforma son: mejorar la fiscalización para reducir la informalidad y combatir la evasión; reformar la estructura tributaria para aumentar la base impositiva y mejorar la equidad; y reducir las cargas impositivas de los que hoy tributan.

El coordinador nacional del Frente Nacional de los Trabajadores (FNT), compañero Gustavo Porras, ratificó la propuesta del sector laboral de aumentar hasta 100 mil el techo del IR, pero con la salvedad de mantener el valor.

“Es decir que anualmente en forma paulatina vos sostengás el cinco por ciento del deslizamiento de la moneda, eso inmediatamente a los trabajadores les recupera el valor adquisitivo al ir subiendo la base disponible. Definitivamente hay que aumentar la base tributaria y trabajar para que se disminuyan los exonerados”, acotó Porras.