En el marco de la campaña “Orgullo de mi País; Nicaragua Bendita, Linda y Siempre Libre” participamos este siete de diciembre en la Feria Ikebana Internacional de Tokio, evento que patrocina Su Alteza Imperial Princesa Takamado.

La Feria, realizada en el Hotel Princess de Tokio, fue visitada por alrededor de 3,500 japoneses que admiran y practican el arte Ikebana y aprecian el interés de los países, como el nuestro, por este arte milenario. En el arte Ikebana se combinan flores, frutos, semillas, hojas y ramas no solamente con propósito estéticos sino también como metodología de meditación, ya que su práctica se conecta al flujo de las estaciones y ciclos de vida. Todos los elementos que se trabajan en el arte Ikebana son naturales. En las construcciones Ikebana se combina color y forma, en la búsqueda de armonía.

Ya describía el poeta japonés Matsuo Basho (1644-1694) que “todos los que logran sobresalir en el arte poseen una cosa en común: una mente en comunión con la naturaleza a lo largo de las estaciones …y todo lo que ve una mente así es una flor y todo lo que una mente así sueña es la luna…”.

En esta ocasión Nicaragua degustó café con rosquillas y chocolate para los asistentes. También ofrecimos una expo-venta de artesanías de hoja de pino, bordados y cerámica nicaraguense. Quienes se acercaban a nuestro estand recibían explicaciones de cómo se hacen estos productos artesanales en nuestro país, además de información turística y cultural.

Los resultados de la venta fueron donados a UNICEF, tal como lo determinaron los organizadores de la Feria Ikebana Internacional 2015. Este es el octavo año en que la Embajada de Nicaragua se une a este evento, hecho que fue destacado y reconocido por SAI Princesa Takamado al visitar nuestro estand e invitar al Embajador Saúl Arana a cortar con ella la cinta conmemorativa del evento.