Las autoridades de salud hicieron un llamado este 7 de diciembre a evitar cualquier exposición a los menores de edad a cualquier situación de la que podrían lesionarse con quemaduras. De ocurrir accidentes, recomendaron tratar las quemaduras con abundante agua, antes de utilizar métodos alternativos.

“Los adultos debemos estar pendientes siempre del cuidado de los niños y nosotros mismos a veces hacemos que los niños jueguen con pólvora y sabemos que está demostrado que esto es de mucho riesgo”, aseguró la Doctora Miriam Chamorro, subdirectora Atención Médica del Hospital La Mascota.

Al mismo tiempo, advirtió de los efectos negativos de aplicar en las quemaduras sustancias como pasta de dientes, café, crema, café, salsa de tomate u otras, que pueden agravar la condición del afectado o afectada.

“Son sustancias que en virtud de ayudar al niño van a hacer que esta quemadura se profundice, se complique, se infecten y de esa manera no lo estamos ayudando. Así que una vez que el niño sufra una quemadura ya sea por pólvora, por cualquier otra causa, debemos aplicar abundante agua en el sitio de la quemadura”, detalló la doctora.

Una vez aplicada el agua en abundancia, un adulto debe proceder a secar al área con un paño limpio para evitar la exposición directa, antes de acudir a la respectiva unidad de salud.

Según Chamorro, los casos más frecuentes por pólvora se producen en manos, pies. “A veces los niños se echan pólvora en las manos de los bolsillos del pantaloncito y también eso es de mucho riesgo”, dijo.

En el hospital La Mascota, personal médico está a la disposición las 24 horas del día en el área de emergencias y se han equipado con los insumos necesarios para atender a los niños que acudan para ser atendidos.