La concurrida Avenida de Bolívar a Chávez volvió a deslumbrar a centenares de nicaragüenses, quienes decidieron pasar la tarde del domingo disfrutando de la belleza y majestuosidad de los altares realizados en honor a la Virgen María.

Luis Anduran manifestó sentirse admirado por la belleza de estas obras de arte.

"Acá se demuestra la fe cristiana y la devoción a la Virgen María, felicito a cada uno de los que han participado en los diseños porque están muy buenos".

El gobierno ha hecho algo excelente porque ha venido mejorando estas cosas que necesitaba la población", agregó.

A un día de celebrarse en Nicaragua la Purisima, la fe católica, el tradicionalismo y la riqueza cultural de los pueblos de esta tierra de lagos y volcanes, se manifiesta en cada altar realizado con dedicación y delicadeza para que sean un deleite para todo aquel que camine o conduzca por la Avenida.

Esto es maravilloso lo que ha hecho el gobierno y la alcaldía con este altar a la virgen, uno viene a ver todos los altares que están preciosos", manifestó la señora Socorro López, quien llegó acompañada de sus nietos y hermana.

"Andamos varios de la familia estos altares porque esto es lindo y no solo para nosotros sino que también los turistas se admiran de ver esto tan lindo", refirió Socorro.

Comentó que desde que tiene uso de razón asiste a la tradicional gritería el siete de diciembre.

Los nicaragüenses y extranjeros no solo admiran la belleza de estas creaciones, sino que también se toman un tiempo para tomar fotografías y explicarle a las nuevas generaciones el significado de estas tradiciones marianas.

"La avenida está bellísima y es un honor que esté embellecida con la madre de Dios", externó Sonia Parrales Silva.

"Acá uno viene a disfrutar y traemos a los niños. Es primera vez que se ve en Nicaragua esto y es muy bueno para el pueblo porque está retomando todas sus tradiciones que se habían perdido, está muy excelente y como padre le inculco la importancia de Nicaragua y de cada pueblo", resaltó el señor Donald Mendoza.

La temática en común de estos altares son las iglesias de toda Nicaragua, templos sagrados que junto a la Virgen María llenan de fervor religioso este espacio de recreación sana.