Este domingo la Empresa Portuaria Nacional (EPN) realizó por octavo año consecutivo la tradicional Purísima Acuática en el Puerto Salvador Allende.

Este centro turístico capitalino se llenó de miles de devotos quienes llegaron a demostrar su amor a la Madre de todos los nicaragüenses y por tanto a disfrutar de un pedacito de lo que sin lugar a dudas es la festividad más importante de toda Nicaragua.

Durante la Purísima Acuática, la EPN entregó a los asistentes 14 mil paquetes alimentarios y 12 mil porciones del sabroso ayote en miel, como símbolo del espíritu de compartir que reina en estas fechas.

“Cada día vienen más nicaragüenses a celebrar con fe, con alegría la Purísima. Esto es una demostración más de tener fe como católicos. Está es una tradición estar celebrando ya por 8 años a la Virgen María”, aseguró Virgilio Silva, presidente de la EPN.

Las familias que asistieron al Salvador Allende saludaron la iniciativa, pues con ello las instituciones del Gobierno se suman al fervor mariano de los nicaragüenses.

“Gracias a Dios, a nuestra Madre Santísima y a nuestro Señor Presidente que andamos aquí alegremente”, dijo la pobladora Juana Santelís.

Otra de las cosas que destacaron los devotos es que la celebración a la Virgen es símbolo de encuentro y unidad.

“Me parece maravilloso porque así nosotros venimos a estar unidos en familia”, expresó por su parte Julia María Areas.