La embajada de Nicaragua en Taiwán celebró este sábado, en Taipei, en el Salón Diplomático del Edificio de las Embajadas, la Celebración de la Purísima Inmaculada Concepcion de Maria, contando con la asistencia de la gran mayoría de los estudiantes becarios nicaragüenses, residentes nicaragüenses en Taiwan, Cuerpo Diplomático y amigos de Nicaragua, quienes al grito de “¿Quién causa tanta alegría? ¡La Concepción de María!”, dio por iniciado este fervoroso acto en homenaje a la Reina de Nicaragua, la Virgen María.

Los cantos y coros no se hicieron esperar y todos al unísono entonaron esos memorables “Toda hermosa eres María”, “Tu gloria, tu gloria” y “Dulces himnos”, entre otras, y al mismo se unieron los miembros del Cuerpo Diplomático y asistentes locales a la celebración, para quienes se les había preparado los Cánticos de la Virgen, en un impreso especial.

El sonido de las matracas, el silbido de los pitos y el canto continuo de alabanzas a la Virgen, fueron incesantes a tal que la alegría que reinó en ese momento, era fiel reflejo de la alegría que vive nuestro país durante la celebración de la Gritería.

Las Embajadoras de la República Dominicana, Guatemala, Haiti, Chile, el Embajador de Paraguay, el de Argentina, todos se quedaron maravillados de la fe y la alegría con que el pueblo de Nicaragua festeja a la Virgen María. El embajador William Tapia les explicó la Reseña Histórica de la Gritería y cómo nació esa linda costumbre en Nicaragua y cómo estamos esperando que la Unesco declare la Gritería como Patrimonio Universal, por ser único en el mundo.

Se repartió la tradicional chicha de maíz, pio quinto, cajetas, garraspinados, manjar, alfajores, sopa borracha, hecha con Marquesote traido desde Nicaragua, artesanías de barro de nuestros artesanos de San Juan de Oriente, bordados de paneras con la inscripción de VIVA LA VIRGEN, etcétera.

El embajador Tapia agradeció a la Compañera Rosario Murillo “por todo esa gran labor para que nuestras tradiciones y folklore, trasciendan nuestras fronteras y demos a conocer al mundo el ORGULLO DE MI PAIS, orientado por su encomiable trabajo y efectiva orientación”.

“Nuestros becarios se fueron llenos de alegría y felicidad, agradeciendo a usted y a nuestro gobierno por llevarles hasta lejanos lugares, la alegría que se siente el tener siempre presente nuestras tradiciones y fe religiosa, para que así ellos sientan siempre el cariño, la preocupación y la estima que nuestro gobierno brinda a todos los nicaragüenses en la Patria y en el extranjero”, señala Tapia.