Desde tempranas horas de este viernes la feligresía católica del barrio Monseñor Lezcano celebró por décimo día consecutivo a la Concepción de María, cargando a hombros la imagen de la Madre Santísima, entonando cánticos en su honor y quemando pólvora, los devotos recorrieron alrededor de diez cuadras del populoso barrio que por años se ha identificado con tan particular celebración.

A pocos días de celebrarse a nivel nacional la tradicional Purísima, Monseñor Silvio Báez, instó a la feligresía a celebrar con mucho amor, devoción y respeto para que las futuras generaciones den continuidad a las fiestas religiosas y populares.

“Las fiestas de la Purísima en Monseñor Lezcano cuentan con una riqueza espiritual extraordinaria, es una fiesta cargada de cultura y de profunda religiosidad. Tenemos que aprender a transmitir en familia los valores nobles de la humanidad, Jesús tuvo una madre, la que le transmitió lo mejor de lo humano y lo divino, por ello las familias actuales deben enseñar esos mismos valores a los más pequeños” afirmó.

Cuentan los creyentes, que la original celebración inició en los años 1970, luego del terremoto que destruyó la capital, por ello, muchos de los que acompañan a la Purísima durante su recorrido, le agradecen con mucho fervor las bendiciones concedidas y le piden su intercepción ante el padre celestial para que la paz y la unidad reine en nuestro país.

“Todos los años venimos a celebrar a la virgen, con mucho fervor le cantamos y le rezamos el rosario, acá nos hemos organizado en 13 comités para llevar a cabo los recorridos, mismos que finalizan el 8 de diciembre con una hermosa eucaristía llena de alegría” afirmó Olga Bravo.

“Los pobladores de Monseñor Lezcano nos caracterizamos por ser muy devotos de la Conchita y todos los años la celebramos a lo grande con las procesiones, acá venimos todos con mucha fe a pedirle favores y a agradecerle por las infinitas bendiciones concedidas. Siempre estamos pidiéndole que bendiga nuestro país, que cuide de nuestra salud pero sobre todo que nos regale más vida” finalizó Carlos Ruiz.