Diciembre se caracteriza por días frescos y ventosos, y madrugadas bastante frías, no obstante, las últimas 24 horas han distado mucho de lo uno suele esperar, a tal punto que el Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter) reporta temperaturas superiores a la norma histórica y vientos bastante apagados.

De acuerdo al doctor José Antonio Milán, asesor científico del Ineter, esta anomalía en el estado del tiempo puede estar vinculada a múltiples factores, entre estos la influencia de un anticiclón marítimo, el cual podría estar provocando inestabilidad atmosférica.

Otro factor, que se está tomando en cuenta, según el experto, es que en diciembre el fenómeno de El Niño está alcanzando su máxima intensidad. Milán subraya que es muy probable que la corriente de El Niño esté aportando calor a la región.

“Pensamos que esta situación puede ser de carácter transitoria, sin embargo, este tipo de predicción no es exacta porque, como todos sabemos, estamos bajo condiciones de variabilidad climática que hacen que cada día estos fenómenos se presenten de forma más impredecible”, explica.

El asesor científico destaca que si bien la amplitud térmica permite que la altas temperaturas disminuyan por la noche, durante el día sí hay un marcado incremento de las mismas.

“Durante el día debido a este fenómeno, que pensamos es transitorio (...) se producen radiaciones solares intensas, pérdida del viento, y estos factores permiten sentir calor que no es típico de esta época”, expresa.

Aunque la temperatura a nivel nacional varía, en general las 16 estaciones principales del Ineter señalan que la temperatura está por encima de la norma histórica. Las máximas han llegado incluso a 34 y 35 grados.

Los vientos por su parte han tenido velocidades menores a los 22 kilómetros por hora, cuando lo normal es que superen los 30 kilómetros por hora.

“Esos dos indicadores son suficientes para explicar por qué estamos sintiendo un calor al cual nuestro cuerpo no está adaptado en el mes de diciembre”, refiere.

Nada que ver con el Momotombo

El experto es enfático además en que este fenómeno no tiene ninguna relación con la actividad eruptiva del Volcán Momotombo.

“El evento volcánico moderado que estamos teniendo es un fenómeno puntual en relación a la escala país”, manifiesta.

Milán expresa que a diferencia de Nicaragua, en el resto de la región hay condiciones climáticas bastante diferentes, por ejemplo, un frente frío en el Golfo de México y un eje de vaguada en el Golfo de Honduras.