La actividad sirvió para recordar el legado de Arlen Siú que fue asesinada en la comunidad El Guayabo en el municipio de El Sauce (León) un primero de agosto de 1975 por la Guardia Nacional de la dictadura de Anastasio Somoza Debayle.  

También se aprovechó para recaudar fondos para la Escuela de Música de Jinotepe, a la que asisten jóvenes que desean aprender sacar notas a la guitarra o al piano, instrumentos que aprendió a ejecutar Arlen Siú, una amante de la música, la poesía y el arte.

 



A la actividad iniciada en horas de la tarde, participaron las bandas CulturaFolk, Cargacerrada, Manifiesto Urbano, Cocofunka (Costa Rica), Los Tachos (El Salvador), Ecos, Katia Cardenal, Nina y Sebastián Cardenal.

Este evento cultural es promovido por la familia de Arlen Siú, sin embargo cada año se van sumando más personas de Jinotepe y de otras zonas del país, que conocen el legado de la joven que con su arte, poesía y música se enfrentó la dictadura somocista.

“Nosotros sentimos que el hecho que lo estemos celebrando después de tantos años, quiere decir que lo que sembró Arlen en el corazón de miles de jóvenes en su época y después en su ejemplo posterior ha dejado para todos los jóvenes algo que seguir, algo que le dé sentido a su vida”, señaló el viceministro de educación, compañero Marlon Siú.



“El objetivo del festival es llevar el legado de Arlen, un legado de lucha, de solidaridad con el pueblo y también queremos apoyar a la Escuela de Música Municipal, queremos hacer una recolecta”, dijo Nora Silva, amiga de la familia Siu y organizadora del evento.

Katia Cardenal participó de la actividad junto a sus dos hijos, Nina y Sebastián Cardenal, quienes mostraron su talento musical a los miles de jinotepinos que se congregaron en el parque municipal de la ciudad.

“Me parece maravilloso que la vida de una persona que se entregó con tanto amor se recuerde a pesar del tiempo que ha pasado (36 años del asesinato de Arlen Siú), sobre todo que es una convocatoria de paz, de música y armonía y yo en particular por ser mujer me siento muy contenta de estar aquí, porque Arlen era compositora, cantante y es una inspiración para músicos, para mujeres, para jóvenes”, afirmó Katia.



Subrayó que Arlen fue una mujer admirable, ya que se atrevió a denunciar a la dictadura con sus canciones y poesías, en un tiempo en que cantar era sinónimo de muerte por lo cruel de la Guardia Somocista.

Arlen Siú nació 15 de julio de 1955 en la ciudad de Jinotepe, Carazo (Nicaragua). Arlen hizo su escuela primaria en Colegio Sagrado Corazón de Jesús, en Jinotepe, y su secundaria en el Colegio Inmaculada de Diriamba.

Arlen nació en el seno de una familia acomodada formada por Armando Siú Lau (q.e.p.d) un antiguo militante del Partido Comunista chino que emigró a Nicaragua en 1940 y se casó con la nicaragüense Rubia Bermúdez, con quien procreó una familia con mucho arraigo en la región caraceña.