La noche del jueves se entregaron los premios más importantes de la industria de los videojuegos, los Game Awards 2015. El premio mayor a Juego del año se lo llevó The Witcher 3: Wild Hunt, que competía contra Metal Gear Solid V: The Phantom Pain, Bloodborne, Fallout 4 y Super Mario Maker. El título de la empresa Bandai Namco obtuvo dos premios más: uno para la mejor desarrolladora (CD Projekt Red, con sede en Polonia) y otro para el mejor doblaje.

La ceremonia, realizada la noche del jueves en Los Ángeles, no estuvo exenta de polémica. La empresa Konami, desarrolladora del título Metal Gear Solid V, prohibió la asistencia al evento al mismísimo creador del juego, el popular Hideo Kojima, debido a la disputa que sostienen y que culminó con el despido del desarrollador japonés de la franquicia que concibió. Los abogados de Konami le prohibieron a Kojima recoger los premios obtenidos por Metal Gear Solid V.

Sin embargo también hubo algunos anuncios interesantes, como un nuevo personaje de Uncharted 4 del que se sabrá este fin de semana en un evento de PlayStation; el retorno del clásico juego de Shaquille O'Neal, con Shaq Fu: Legend Reborn; un gameplay del próximo título de Ubisoft, Far Cry Primal; y Rock Band VR, creación de Harmonix y Oculus, que llevará la realidad de una estrella de rock al escenario, a través del casco de realidad virtual.