El Etna es un volcán activo ubicado en la costa este de Sicilia, en la isla en el sur de Italia, que durante este jueves ha estado dando a la gente un espectáculo increíble con una de las erupciones más impresionantes registradas en los últimos 20 años.

Desde hace dos años, el volcán no había entrado en erupción pero los lugareños fueron capaces de predecir que proximamente iba a suceder, debido a la evidente actividad en el interior del cráter en el último mes.

El Instituto Nacional de Geofísica y Vulcanología registró una erupción “corta pero muy violenta” entre las 02:30 y las 03:10 hora local, que causó el cierre de un aeropuerto a 70 km de distancia y el desvío de vuelos.

Etna tiene alrededor de 3.322 metros de altura y cubre un área de 1.190 km2, con una circunferencia basal de 140 kilómetros. El volcán ha estado activo durante miles de años, y su última gran erupción fue en 2013.