Al menos 18 personas murieron hoy por un deslizamiento de tierra en el oeste de Indonesia, informaron las autoridades.

Los equipos de rescate consiguieron recuperar ya los cadáveres de tres víctimas, pero siguen buscando los cuerpos de otras 15, tras el derrumbe que golpeó el pueblo de Lebong tandai en la isla de Sumatra, una zona montañosa conocida por la minería de oro.

Varias casas quedaron enterradas entre la pila de escombros después que montículos de tierra y rocas descendieron por una ladera debido a las lluvias torrenciales de los pasados días, explicó el portavoz de la Agencia Nacional de Mitigación de Desastres (BNPB), Sutopo Purwo Nugroho.

Según el funcionario, las dificultades para acceder a la localidad afectada obstaculizaron los esfuerzos de rescate.

El deslave de este jueves se produjo después de que un accidente similar mató a dos personas e hirió a otras nueve en Sumatra a principios de esta semana.

La BNPB ya emitió una alerta a las personas que viven cerca de los ríos o en zonas montañosas sobre el riesgo de deslaves e inundaciones durante la temporada de lluvias, en diciembre y enero.

De acuerdo con ese organismo, las áreas susceptibles a deslizamientos de tierra abarcan 274 regencias y municipios del país, ubicados en zonas montañosas, con una población total de 40,9 millones de personas.