La fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega, anunció el despliegue desde hoy de tres mil 500 funcionarios que garantizarán el ejercicio democrático del voto en parlamentarias del próximo domingo.

Ortega presentó ante el Consejo Nacional Electoral (CNE) el plan del Ministerio Público para antes, durante y después de los sufragios, en los que se deciden los 167 escaños de la Asamblea Nacional.

Del total de fiscales que laborarán en todo el territorio nacional, precisó Ortega, unos dos mil 700 actuarán de manera inmediata ante la comisión de cualquier tipo de delito electoral.

Entre esas irregularidades mencionó la destrucción o deterioro de las máquinas de votación o el material previsto en esa jornada, asi como el uso de documentos falsos para intentar sufragar en sustitución de otra persona.

Otros delitos que podrían ser enjuiciados de forma inmediata, agregó, es la usurpación de funciones con el empleo de credenciales falsas o el uso de armas de fuego, entre otras prohibiciones publicadas en Gaceta Oficial.

Los fiscales también podrán atender denuncias para lo cual implementaron líneas directas de comunicación y ejercer sus competencias en caso de otras ilegalidades como actos violentos, señaló Ortega.

Tras reunirse con la máxima autoridad del CNE, Tibisay Lucena, la Fiscal General también instó a los más de 19 millones de ciudadanos convocados a las legislativas a votar en paz y dar un ejemplo al mundo de la vocación democrática de los venezolanos.

Ortega resaltó la seguridad y transparencia en los mecanismos del CNE para administrar esta elección numero 20 en 16 años de Revolución.

En ese sentido, instó a los partidos políticos con candidatos a diputados a respetar los resultados electorales del 6 de diciembre, que serán expresión de la voluntad popular y de esa manera contribuir a un clima de paz social en ese proceso.