Durante la visita que realizan las autoridades nacionales del Sistema Nacional de Prevención y Atención a Desastres (SINAPRED) a las comunidades el Papalonal, Momotombo, la Paz Centro, entre otras que han sido bañadas por las cenizas que está expulsando el volcán Momotombo, notamos que la población se mantiene en calma y enterada de las zonas de evacuación a las que se dirigirán en caso de un eventual incremento de la actividad eruptiva.

Durante las conversaciones con los pobladores, percibimos cierto nerviosismo, pero también confían en los conocimientos adquiridos, a través de los diversos simulacros realizados en los últimos meses.

Las diversas pulperías y comedores populares han abierto, al igual que el centro de salud de la comunidad está atendiendo. Los pobladores como Rosibel Mendoza, caminaba tapándose la cabeza con una toalla, pues la ceniza expulsada por el volcán está cayendo con cierta notoriedad.

Los pobladores se mostraron confiados en el acompañamiento que realizan las diversas instituciones del Gobierno Sandinista, que desde el martes se encuentran activados desde el nivel nacional y en los diferentes puestos de mandos en León.

Población confiada en labores del Gobierno

Los pobladores se mostraron confiados en el acompañamiento que realizan las diversas instituciones del Gobierno Sandinista, que desde el martes se encuentran activados desde el nivel nacional y en los diferentes puestos de mandos en León.

El doctor Guillermo González, Secretario Ejecutivo del SINAPRED y Asesor en Gestión de Riesgo del Presidente Daniel Ortega Saavedra, realiza una visita en las comunidades, en la que ha conversado con las familias para reiterarles que están listos para atender, acompañar y/o evacuar a las familias a lugares seguros en caso de ser necesario.

“Desde que entramos hemos visto que hay una población está tranquila, pero eso no significa que no tiene miedo, pero hemos visto eso, que está tranquila, las personas están poniendo en práctica mucho de las recomendaciones que hemos venido haciendo en situaciones como ésta y que significa eso, que las personas andan protegidas, andan con su gorra, andan protegidas las vías respiratorias y están reunidas en calma, a pesar que si están cayendo pequeñas cantidades de cenizas”, comentó González, momentos antes de realizar su recorrido a las comunidades.

Subrayó que en efecto hay una situación de actividad eruptiva del volcán, que luego de 110 años (la última ocurrió en 1905) de relativa calma, nuevamente despertó con un proceso leve, al cual se le está dando seguimiento.

Material magmático recorre el mismo rumbo tomado en 1905

“Los parámetros que los especialistas señalan y lo que estamos observando, parece que es una erupción que ellos catalogan de moderada. Estamos viendo que fundamentalmente está tirando cenizas, un poco de arena del otro lado (norte) que está la boca del cráter, y hay salida de material magmático, sin embargo también nos han dicho que está detenido y no es en gran cantidad”, señaló González.

En la parte norte del cráter, se ve con nitidez increíble la salida de rocas incandescentes, una gruesa columna de humo y una pequeña corriente de magma o lava, la que ha tomado el mismo rumbo que buscó la última erupción en 1905.

“El material magmático ha tomado el mismo rumbo que tuvo la salida de magma en 1905, lo cual es bastante interesante, porque eso va a significar que eso se va a desviar antes de llegar a las poblaciones que están próximas”, añadió González.

Un hecho de suma importancia que el material magmático y rocas incandescentes están cayendo en zonas no habitadas con alta vegetación, lo que ayuda a no tener afectaciones directas a las familias.

“La parte de salida de cenizas, si bien en este momento está afectando a la comunidad Momotombo, también tenemos que la columna (mayor) que estamos observando va hacia la zona de cultivo, es decir donde hay un poco menos de población”, mencionó González, subrayando que ha notado que la población está poniendo en práctica los conocimientos para enfrentar este tipo de fenómenos naturales.

Familias de la comunidad León Viejo en calma, pero alertas

Los pobladores de diversas comunidades del municipio de La Paz Centro están en calma, pero a la misma vez alerta ante la actividad del volcán Momotombo que está emanando lava, gases y cenizas.

Ante esta situación, el Comité Municipal de Prevención y Atención a Desastre (COMUPRED) se mantiene activado y con ello las diferentes instituciones del Gobierno Sandinista están listas y preparadas para brindar la atención a las familias.

Desde las costas de la comunidad Momotombo en León Viejo, se pueden escuchar con fuerza los estruendos y sonidos que emite el cráter del coloso, lo que llama la atención a sus pobladores que por primera vez pudieron ver la incandescencia de la actividad eruptiva. Los sonidos son muy similares a las que emiten las tormentas eléctricas.

En las calles y techos de las viviendas en León Viejo, se puede ver un leve manto de arena volcánica.

En la comunidad Papalonal las familias recibieron la visita de efectivos de la Defensa Civil del Ejército de Nicaragua, quien brindaban recomendaciones para enfrentar la situación e informando que en caso de incrementarse la actividad, serían trasladados a albergues, siempre y cuando fuese necesario.

"Estaba echando bastante llama y humo (…) estaba rojo y estaba tirando cenizas y sí caía bastante en el techo, se escuchaba como que estaba lloviendo y también se sentía bastante el mal olor a quemado", dijo la señora Juana Urbina Palacios, que tiene un negocio de comida en la entrada de la comunidad.

Agregó que a pesar de tener temor por un eventual incremento de la actividad del coloso, lo visto la noche del martes fue "un verdadero espectáculo" de la naturaleza.

"Nos dio un poquito de miedo, pero se miraba muy lindo", añadió Juana.

Benito Palacios, mencionó que el estruendo que dio paso a la salida de lava y material incandescente ocurrió a las 11:30 de la noche, por lo que muchas familias no durmieron.

"Ha estado tirando bastante cenizas y los ojos te arden. Toda la noche y hoy todo el día están fuertes los estruendos", mencionó Palacios.

La población asegura está lista para auto evacuarse, esperando las instrucciones de las autoridades del COMUPRED.

"Fue anoche que comenzó, fue duro toda la noche, los estruendos y sonidos eran bastante grandes”, describió Palacios.

Rosibel Mendoza caminaba por la calle, salió de su casa tapándose la cabeza con una toalla y lo hacía para evitar la fina arenilla que caía expulsada por el volcán Momotombo.

Sus ojos se les veían enrojecidos, producto del contacto con los gases y arenilla.

"La mayoría de las personas se han ido a evacuarse al parque de la Paz Centro porque tienen miedo, pero otra gran parte estamos aquí aguardando en calma", mencionó Rosibel.

Para Enrique Saravia, el aviso de esta erupción volcánica, fue una nube negra que se posó sobre el cráter del Momotombo.

"Nosotros estamos acostumbrados a verlo, pero no en esa forma, era una corona negra y después como a las 5:40 comenzó a tirar la ceniza y el humo en la madrugada, al mediodía bajó la intensidad y ahora amaneció bravo. A las 11:30 de la noche (martes) empezó la explosión y comenzó a tirar lava y piedras encendidas", señaló.

Certificó que la población ya conoce las medidas a tomar, gracias a las contantes capacitaciones que brinda el gobierno, a través de la Defensa Civil y el SINAPRED.

Los pescadores de la comunidad han cesado sus labores y regresarán hasta que la situación se calme.

"Estamos saliendo porque es peligroso por nuestros equipos de pesca y vamos a guardar hasta para la próxima semana. Los vamos a guardar porque el volcán está tirando lava", mencionó el pescador Carlos Pichardo.