Como una fuerza fundamental para garantizar la paz y la estabilidad del país, catalogó el Presidente de la República, Comandante Daniel Ortega Saavedra, al Ejército de Nicaragua.

Así lo dejó claro el Comandante este martes cuando, junto a la Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, Compañera Rosario Murillo, presidió la Vigésima Graduación de Damas y Caballeros Cadetes del Centro Superior de Estudios Militares del Ejército de Nicaragua “General de División José Dolores Estrada”.

En dicha ceremonia estuvieron presentes el Cardenal Miguel Obando; el Jefe del Ejército, general Julio César Avilés; los altos mandos de las fuerzas armadas nicaragüenses; la Jefa de la Policía Nacional, primera comisionada Aminta Granera; la Ministra de Defensa, Martha Ruiz; y otros invitados especiales.

En total son 61 nuevos oficiales graduados, quienes ahora están asumiendo el compromiso de defender a la patria y servir al pueblo nicaragüense.

Para Daniel la incorporación de estos hombres y mujeres es de suma importancia sobre todo si se toma en cuenta que Nicaragua está en vísperas de las fiestas de la Purísima, la Navidad y Año Nuevo.

Afirmó que todo el pueblo nicaragüense es "un pueblo amante de la paz", de ahí que "estamos defendiendo todos los días la paz y donde la unidad del pueblo con el Ejercito, con la Policía son fundamentales para defender la paz y la estabilidad”.

El mandatario indicó que la paz y la seguridad no son perfectas en ninguna parte del planeta, aunque gracias a Dios Nicaragua destaca en el mundo como uno de los países más seguros.

“El Ejercito es la fuerza fundamental para garantizar esa paz y esa estabilidad”, sostuvo.

El Comandante afirmó que los graduados de las fuerzas armadas tienen precisamente esa gran misión.

Esta labor, aseguró, demanda de un mayor esfuerzo por parte de la Policía y el Ejército, ya que la paz y la seguridad significa también más trabajo para los soldados y los agentes policiales.

Al respecto, dijo que estas fiestas "no son días de descanso ni para el Ejército ni para la Policía, sino más bien son días de trabajo con horas extras no reconocidas salarialmente”, subrayó.

Sin embargo, el Comandante hizo hincapié en que el pueblo reconoce la labor que realiza el Ejército.

“Hay un reconocimiento del pueblo, como hay también un reconocimiento también de la Policía”, manifestó.

“El pueblo sabe valorar, aún en medio de las críticas que hace, de los cuestionamientos que hace, porque no todo es perfecto, pero por encima de esos cuestionamientos y esas críticas, el pueblo, las familias, los diferentes estratos de la sociedad nicaragüense, desde los más humildes hasta los que están en mejores condiciones económicas, reconocen el trabajo del Ejército, reconocen el trabajo de la Policía como factores de estabilidad, seguridad y paz”, enfatizó.

Daniel dijo que esto permite continuar avanzando y mejorando la calidad de vida de las familias.

Explicó que de los 61 graduados, uno es un hermano de República Dominicana. Destacó también que de este grupo, un oficial nicaragüense se formó en Brasil y otros 9 en la República Bolivariana de Venezuela.