El científico nicaragüense Kamilo Lara y el presidente de la Comisión de Asuntos Exteriores de la Asamblea Nacional, compañero Jacinto Suárez, manifestaron que la propuesta presentada por Nicaragua ante la Conferencia Internacional sobre Cambio Climático COP21, debe ser acogida y aceptada por aquellas naciones industrializadas que a través de los años, son los responsables directos de la contaminación que vive el mundo.

En días anteriores, países como Bolivia, Venezuela, Argentina, El Salvador, la India, entre otros, han expresado su satisfacción con la propuesta nicaragüense, que no es más que cada país asuma sus responsabilidades históricas sobre lo que hoy conocemos como Cambio Climático.

“La posición de Nicaragua en otras palabras se llama Justicia Climática, porque partimos de analizar el concepto de las realidades históricas y esas responsabilidades históricas son las que están tratando de evadir las grandes potencias que históricamente han contaminado y han destruido parte de este planeta y es por tanto que varios países se están sumando a la propuesta de Nicaragua, alrededor de una indemnización justa e incondicional”, destacó Lara.

Agregó que esta indemnización debe ser basada en transferencia tecnológica de primer orden, que permita a los países en vías de desarrollo, a enfrentar de mejor manera los efectos del cambio climático.

“Hasta el momento siento como organización, lo que se ha hecho es como un mea culpa de los grandes mandatarios, reconociendo, pero creo que no es una cumbre para reconocer lo que ya está reconocido, creo que es una cumbre donde la bebemos o la derramamos, pues justamente se está tratando de desviar la atención en reconocimiento, cuando lo que se quiere son acciones directas, practicas y concretas”, señaló.

Alertó que el incremento de la temperatura global en los próximos años, será catastrófica si no se toman las medidas necesarias.

“Si la temperatura sube a 3 grados a nivel global, eso para nosotros es 4 o más grados de temperatura, entonces debe ser esta propuesta firme, sin condiciones y que de una u otra manera, se puedan acordar mecanismos financieros directas incondicionales, porque en todo caso los países poderosos del mundo estarían jugando con la vida de miles y miles de ciudadanos en los países más pobres”, manifestó Lara.

El compañero Suárez, manifestó que la responsabilidad histórica corresponde a las grandes naciones industrializadas que han venido contaminando el planeta y por tanto deben indemnizar a las naciones en vías de desarrollo.

“Todo el daño ambiental que hay es culpa de las grandes naciones industrializadas, pero lo posición de Nicaragua es que ellos dañan a todos y ellos son los culpables por tanto que el tercer mundo y el primer mundo están contaminados, que ellos resuelvan su problema, pero al tercer mundo que lo indemnicen por esos daños. La posición de Nicaragua, es una posición justa, en el sentido de que si ustedes dañan, ustedes pagan”, valoró el legislador sandinista.