Las familias marianas del departamento de Granada celebraron este lunes el segundo día de la novena a la Inmaculada Concepción de María.

En esta ocasión el rezo de la novena le tocó a la Calle Sur Xalteva, donde los devotos marianos se convocaron para expresar su fervor y rendir homenaje a la Madre de Dios.

Con música de chicheros y mucha alegría los granadinos celebran a la Inmaculada Concepción durante los 9 días del novenario.

A diferencia de la celebración de la Purísima en León y en el resto del país donde el 7 de diciembre se hace una romería al son del tradicional grito "Quién Causa Tanta Alegría?" , las familias de Granada expresan su devoción a través de misas diarias y procesiones durante la novena.

La celebración popular gira en torno a los altares que en las diferentes calles se le construyen a la venerada imagen de la Conchita.

Cada día la imagen sale en procesión desde la Catedral para visitar los diferentes barrios donde miles le esperan con cariño y amor.

Esperanza Ortiz, una ferviente devota de la Conchita, recuerda que durante 50 años ha asistido al novenario de la Virgen.

"Desde niña acompañaba a mi abuela y a mi madre y se me quedó ese amor por la Purísima", relató.

"Todos los años vengo a pedirle por la familia, para que estemos en paz y derrame sus bendiciones sobre todos nosotros", comentó Doña Esperanza.

Cristian Vado, un joven granadino que asiste con sus hijos al rezo de la novena, explicó que es una tradición muy bonita ser partícipe de las celebraciones marianas.

"Soy católico y creo en la Virgen María en todas sus advocaciones, pero la Inmaculada Concepción es nuestra patrona por eso le hacemos este homenaje todos los años, es la celebración más grande que tenemos aquí en Granada", comentó.

Guadalupe Jarquín, quien es miembro del Comité de la cuadra que se comprometió a elaborar la carroza y el altar, explicó que en Granada el fervor mariano moviliza a centenares de fieles de todo el municipio.

"Nosotros nos sentimos agradecidos que año con año tenemos este privilegio de homenajear a nuestra madre. Aquí todos colaboramos para realizar el altar para nuestra patrona, el gozo que nos da su visita y las bendiciones son maravillosas", aseguró.

La celebración se desarrolla en paz gracias a la presencia de la Policía Nacional que mantiene la vigilancia alrededor de la calle donde se realiza la actividad religiosa.

Teresa Oporta García, de 67 años, recuerda que desde niña asiste a la celebración de la Purísima.

"Antes la Purísima era en la calle de Xalteva, hoy la hacen en la calle Sur, pero desde pequeñita tengo una gran devoción a la Virgen en todas sus advocaciones", comentó.

"Todas las calles de Granada celebran un día de la novena. Están la Estación, la Concepción, calle Sur Xalteva, la Ollada, Palmira... son 10 calles que son muy tradicionales en Granada y que se van rotando cada año", explicó Oporta.

"La celebración de Granada es diferente a la de Masaya y León, porque ahí hacen repartición en todas las casas, aquí no, aquí las celebraciones viene todo el pueblo para ver los altares y las carrozas", comentó Oporta.

El Padre Santos Murillo, primer vicario de la catedral de Granada, explicó la devoción a la Madre Santísima en Granada es muy particular.

A diferencia de lo que se hace en el resto del país, que es la Gritería, en Granada la celebración consiste en rezar la novena en 10 calles tradicionales.

"Aquí hay 10 calles que la celebran, todavía un día después del último día del 8, todavía celebramos a la Inmaculada Concepción, entonces cada calle monta un escenario y una carroza", explicó.

Indicó que este año el 7 de diciembre de realizada un concierto en homenaje a la Virgen, que se realizará en la Plaza central.

El sacerdote indicó que en Granada la celebración mariana está llena de juventud. "Aquí le damos gracias a Dios por tener una madre la Virgen María que es madre nuestra también", concluyó el Padre Santos Murillo.