Las ciudades Ahar, Varzagan, Mehraban y Haris (noroeste) fueron sacudidas por dos movimientos consecutivos de 6,2 y 6 de magnitud. Medios de comunicación del país han informado que la cantidad de víctimas mortales se acerca a 90, luego de haber citado al Ministerio de Salud de Irán.

Dos terremotos consecutivos, de 6,2 y 6 de magnitud en la escala de Richter, estremecieron este sábado las localidades de Ahar, Varzagan, Mehraban y Haris (noroeste de Irán), dejando al menos 87 muertos y 400 heridos, de acuerdo con medios de comunicación locales que citaron a fuentes oficiales del Ministerio de Salud.

La agencia IRIB informó que 30 personas murieron en Ahar, 40 en Varzaqan y 10 de Haris. Siete personas perdieron la vida cuando era trasladado al hospital en Tabriz.

Seis aldeas han quedado totalmente destruidos en el incidente luego que el terremoto principal fuera seguido por 11 réplicas con magnitudes diferentes, según lo reportado por el Jefe Adjunto de Gestión de Desastres de Irán, Morteza Akbarpour.

En la localidad de Varzagan, una de las más dañadas, explotó un gasoducto debido a los terremotos, según ISNA, aunque no se ha precisado si este suceso causó víctimas.

Las autoridades locales indicaron que ya se han enviado equipos y material de rescate al área de los sismos, unos 60 kilómetros al noreste de la ciudad de Tabriz, la capital de la provincia iraní de Azerbaiyán Oriental, fronteriza con Azerbaiyán y Armenia.

Desde Tabriz, la ruta directa a Varzagan ha quedado cortada y los equipos de rescate han tenido que utilizar caminos alternativos, así como al menos cuatro poblaciones de la zona se encuentran incomunicadas debido a los sismos.

El Centro Sismológico de Irán dio a conocer que el primero de los temblores tuvo lugar a las 16H53 locales (12H23 GMT) y se sintió con fuerza en la ciudad de Ahar, mientras el segundo, ocurrido a las 17H04 (12H34 GMT), sacudió la población de Varzagan, ambas en la provincia iraní de Azerbaiyán Oriental.

La mayor parte del territorio de Irán, incluida Teherán (capital), una ciudad de 14 millones de habitantes, se encuentra en una zona de constantes movimientos telúricos, que han ocasionada decenas de miles de muertos en las últimas décadas.

En diciembre de 2003, un terremoto de 6,2 grados, causó más de 30 mil muertos y al menos 50 mil heridos en la ciudad de Bam (sureste) y destruyó la antigua ciudadela del lugar.

El sismo más letal de las últimas décadas en el país se produjo en junio de 1990 en el noroeste del país, en las provincias de Gilan y Zanjan, con al menos 37 mil muertos y más de 100 mil heridos.