Autoridades del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter), reportaron este lunes una significativa baja de la actividad del Volcán Telica, ubicado al Occidente del país.

Valiéndose de gráficas y registros estadísticos, el especialista del Ineter, compañero Armando Saballos, informó que desde el pasado 24 de noviembre, el coloso ha disminuido la expulsión de gases y cenizas.

“La cantidad de explosiones que hace por día este volcán ha disminuido, desde el 24 de noviembre, lo cual es positivo”, aseguró.

El experto explicó que si es cierto que el Telica ha disminuido su actividad, hay que estar atentos y seguir las medidas de precaución.

Las paredes del volcán están inestables, y producto de las explosiones pasadas, se han generado nuevos derrumbes, generando obstrucción en su conducto principal.

“No podemos asegurar que el volcán va a retornar a su estado de calma relativa. La cantidad de gases que está emanando es poca en estos momentos, pero hay que tomar siempre las medidas”, expresó.

Sostuvo que la actividad microsísmica en esta zona está disminuyendo significativamente; sin embargo todavía la fase eruptiva del volcán no ha finalizado.

“Le recomendamos a la población no acercarse; aunque es un paisaje muy bonito, le recomendamos a los turistas mantenerse alejados”, advirtió.

También recalcó a las familias que viven cercanas al volcán, mantener tapados los alimentos y suministros de agua potable, para que no se vean afectados por la ceniza volcánica.

“Limpiar los techos de las casas, para que estos no colapsen por el peso de la ceniza que cae; y las personas que atraviesan la Carretera Panamericana, que lo hagan con prudencia, puesto que esta ceniza tiende a producir resbalones”, refirió.

El compañero Saballos, recapituló que hasta la fecha, desde el pasado 22 de noviembre, el Telica ha registrado 413 explosiones.