La noche de este sábado 28 de noviembre se dio por inaugurada la sede de la Fundación INCANTO, el Instituto Nicaragüense del Canto, cuyo objetivo es el desarrollo de actividades promotoras del arte y sus distintas manifestaciones.

“La Fundación INCANTO es un sueño hecho realidad, un sueño de un grupo de artistas nicaragüenses y extranjeros que hemos venido trabajando, en pro del arte lírico, desde hace muchos años con las operas que se han producido: Tosca, Le Villi, Cavalleria Rusticana y muchísimas otras operas que se han estado produciendo y presentando al público nicaragüense, liderados por nuestro maestro Alberto San José que arribó a nuestro país hace muchos años y fue él quien trajo el género lirico y formó a los cantantes liricos que existimos ahora”, expresó Elisa Picado, una de las fundadoras de INCANTO.

Picado aseguró que es motivo de mucha alegría para todos los miembros de INCANTO poder inaugurar la sede de la institución que ya ha desarrollado algunos proyectos de ópera durante este año como Le Villi, misma que se presentó en el Teatro Nacional Rubén Darío, en Matagalpa y León, cumpliendo con esa misión de llevar los espectáculos a toda Nicaragua.

“Nos sentimos muy orgullosos de poder presentar hoy este centro cultural, centro de formación, de capacitación que va a ser una herramienta para los jóvenes interesados en poder incursionar en el canto lírico y en realidad nos llena de mucho orgullo, mucha alegría y agradecemos a Dios de poder brindarle esta oportunidad a los jóvenes nicaragüenses, donde van a poder realizar talleres, clases magistrales con profesores que van a venir del extranjero para presentarnos ese nivel de profesionalización y excelencia que queremos alcanzar aquí en Nicaragua”, señaló Laureano Ortega Murillo, director ejecutivo de la Fundación.

La inauguración se dio en el marco de culminación del Taller de Canto y Expresión Corporal, impartido a más de 60 jóvenes y fue presidida por Monseñor Eddy Montenegro Avendaño, quien destacó la labor que cumplirá esta institución de arte para estimular a los que poseen el talento del canto y la música, principalmente para las nuevas generaciones que se inclinen por este arte, dado que contarán con un sitio donde poder formarse y recibir talleres de canto lírico.

“Yo creo que eso significa que el viento sigue soplando a favor en todos los momentos que estamos viviendo en Nicaragua, así que muchas felicidades por este lugar que además de bello va a estar dedicado a lo más bello que Dios nos dio en la creación, la música y el canto”, declaró Monseñor Montenegro.

Luego de la inauguración se realizó un concierto al aire libre con la participación de jóvenes nicaragüenses que cursaron el taller, así como los maestros que se dispusieron a deleitar al público nicaragüense.

Karla Matus, una joven apasionada por la música, manifestó que la inauguración de INCANTO es un primer paso para la promoción del arte lírico en Nicaragua, que permitirá concretar proyectos, desarrollar talleres de formación.

Ubail Zamora, contratenor cubano, aseguró que la instalación de esta institución en Nicaragua contribuirá al desarrollo del talento joven para hacer muy buena música y arte lírico.

Para el año 2016 han planificado el desarrollo de dos nuevos talleres de formación para jóvenes nicaragüenses en búsqueda de desarrollar más el arte en Nicaragua, y en el mes de febrero se realizará el Primer Festival Pucciniano de Latinoamérica, dedicado por entero al compositor Giacomo Puccini con la puesta en escena de Turandot y La Bohemé, culminando con un concierto masivo en Granada.