El atrio de la iglesia San Jerónimo en Masaya se convirtió la noche de este sábado en el escenario donde, con un derroche inmenso de cultura y tradicionalidad, las autoridades locales junto a las familias de la Ciudad de las Flores, rindieron homenaje a los marimberos tradicionalistas Manuel, Juan y Carlos Palacios Ruiz.

Esta manifestación artística se enmarcó también en los esfuerzos de preservar y transmitir a las nuevas generaciones las raíces nicaragüenses.

Don Luis Palacios manifestó sentirse orgulloso por el reconocimiento recibido, porque para él, la marimba es un orgullo de Nicaragua.

Sobre el legado a las nuevas generaciones, comentó que es imprescindible seguir la marimba para preservar su valor entre los herederos de este arte y la población en general. “Es un valioso, digamos, el orgullo de Masaya, para que no caiga la marimba, siempre siga adelante”, valoró.

“Por lo menos este homenaje está enfocado en los pioneros de la marimba como son los hermanos Palacios […] Ningún gobierno se había interesado, hasta ahora que nuestro Compañero Daniel, con él hemos andado por donde quiera, en eventos, en ese sentido nos ayuda realmente”, afirmó Alejandro Palacios, hijo de Manuel Palacios.

Para la tradicionalista Martha Toribio, este homenaje rinde honor a quienes dieron mucho de su esfuerzo por engalanar a Masaya con sus inigualables piezas folclóricas.

“Esta noche, como ustedes saben, nos estamos vistiendo de gala aquí en Masaya, capital, cuna del folclor, haciendo este homenaje como podrán ver, representando a cada uno de los bailes tradicionales en lo que gira alrededor de las fiestas patronales de San Jerónimo Doctor”, aseguró Toribio.

Doña Felipita Sarmeño, como habitante de Masaya valoró la importancia de rescatar y dar espacio a los representantes de la música folclórica. “Los hermanos Palacios han sido marimbistas de hace muchísimo tiempo y quienes han también confeccionado este piano indígena que tenemos nosotros en Masaya. Me parece que es muy importante porque Masaya es, la consideramos la capital del folclor”, aseguró.

Durante el evento también se entregó un reconocimiento a María Laura Ramírez, Miss Mundo Nicaragua y que representará al país en el evento internacional programado para noviembre 2016.

“La verdad me siento muy agradecida con la ciudad con este súper recibimiento. Es un honor para mí poder compartir con los primeros marimbitas de la ciudad. Realmente Masaya es un orgullo de mi país, estoy sumamente de representarlo”, dijo la beldad.