Niños de todo el país afectados con VIH, o huérfanos por la enfermedad, gozaron de actividades culturales, recreativas y deportivas este sábado en el Parque Luis Alfonso Velásquez Flores.

El Secretario General del MINSA, Doctor Enrique Beteta, aseguró que el desarrollo de estas actividades, que ese enmarcan en la jornada de respuesta del VIH, participan las organizaciones de personas infectadas con el virus, instituciones comprendidas en la Comisión Nicaragüense de SIDA (CONISIDA), así como organizaciones de la diversidad sexual.

Según el Secretario General, en Nicaragua existen 138 niños afectados de manera directa con el letal virus, pero también se les presta atención a los que cuentan con un familiar afectado, considerándoles también afectados.

El Doctor Beteta informó que este año se han logrado detectar 1,023 casos nuevos, gracias a la orientación del Gobierno Sandinista de facilitar más pruebas rápidas y de esta manera tomar acciones para frenar la epidemia.

Martha Reyes, de la Asociación Nicaragüense de Portadores del VIH/SIDA (ASONVIHSIDA), valoró los esfuerzos del Gobierno Sandinista a través de las diversas instituciones que además de proporcionar el tratamiento necesario, también facilita espacios para que las personas afectadas con VIH puedan llevar una vida normal.

“Nosotros realmente como personas con VIH no pagamos ni un peso por tratamiento antirretroviral. Esto ha sido un esfuerzo que nosotros hemos tenido con el apoyo del Ministerio de Salud y el Estado”, afirmó.

En Nicaragua se tiene registros de 3,500 personas con VIH que reciben tratamientos del MINSA en los 49 centros del país habilitados para tal fin.

En 2015 han nacido dos niños con VIH, de las 130 mil mujeres embarazadas atendidas en los hospitales del Minsa. Nicaragua es el país con menos casos registrados, con 10 mil novescientos casos desde 1987.