A toda prisa pero sin descuidar, un solo detalle, los trabajadores de las distintas instituciones del Estado trabajaban este viernes por la noche en la Avenida de Bolívar a Chávez, dando los últimos retoques a los bellísimos altares dedicados a la Virgen María.

Los servidores públicos estuvieron dando todo de sí, materializando las hermosas creaciones donde las principales iglesias y parroquias del país toman vida, para de esta manera seguir fortaleciendo la devoción y el amor con que el pueblo nicaragüense rinde homenaje a su Reina y Madre.

Destacable es el esfuerzo de instituciones como la Alcaldía de Managua, el Consejo Supremo Electoral, el Instituto Nicaragüense de Tecnología Agropecuaria (INTA) o Enatrel, cuyo derroche de arte y creatividad en los altares seguramente despertará la admiración de las miles y miles de familias que a partir de este fin de semana recorrerán la Avenida.

“Cada año tratamos de ponerle mucho más amor a lo que es la creación de nuestro altar”, afirmó la Secretaria del Concejo Municipal de Managua, Reyna Rueda.

La monumental expresión artística de la Alcaldía tiene como motivo la Antigua Catedral con una hermosísima fuente luminosa.

Un esfuerzo de cada trabajador

Cabe señalar que este es un esfuerzo en el que han puesto su granito de arena cada uno de los trabajadores de las instituciones. Así lo explicó Nelson Francisco Doña, representante del Consejo Supremo Electoral, quien junto al resto de trabajadores estuvo colocando las últimas luces y adornos de su excelente altar mariano.

Doña expresó que esta labor también ha sido un esfuerzo compartido con otras instituciones, las cuales facilitaron todos aquellos equipos o maquinarias necesarias para poder levantar la infraestructura en la que se ha erigido el altar.

“Ya estamos listos, lo único que estamos dando son unos retoques. A como lo ven, todo esto nosotros lo hemos hecho con el esfuerzo de nuestra institución y de trabajadores de otras instituciones que con mucho amor han dado su esfuerzo para que este monumento a María sea grande y disfrutado por las familias que nos acompañarán”, refirió.

Aunque este viernes aún había un gran trajín buscando como ultimar detalles, las familias que transitaban la Avenida no hacían más que admirarse del esfuerzo del Gobierno por hacer de este lugar un espacio más de la cultura nicaragüense.

“Han hecho un buen trabajo. Es algo bueno que ha hecho el gobierno para que venga a distraer la familia”, dijo el joven Cristian Guevara al ser consultado cuando paseaba junto a su esposa e hija.

Otro aspecto que vale mencionar es el del comercio. Al ser los altares un gran imán para los visitantes, muchos pequeños comerciantes aseguran estar con los brazos abiertos esperando satisfacer la demanda de las miles de personas que a diario llegarán a ver los altares a la Purísima.