El próximo martes primero de diciembre, Nicaragua estará desarrollando en el departamento de Rivas y León, una conferencia regional en la que se expondrá la visión nacional y mundial que tiene nuestro país sobre el tema del cambio climático y las acciones que ejecuta el Gobierno Sandinista en alianza con otros sectores, para enfrentar y mitigar este fenómeno.

Este mismo foro se estará desarrollando el día miércoles en Estelí, jueves en Matagalpa y el viernes 4 de diciembre en Juigalpa, Chontales. En Managua se realizó recientemente en conjunto con diez universidades una conferencia similar.

“Hemos discutido las implicaciones del Cambio Climático a nivel local, a nivel nacional y a nivel internacional, las medidas de adaptación y mitigación que tienen que ser implementadas en el mundo y a nivel nacional, lo que es la posición de Nicaragua en la COP21 y lo que son los planes de Nicaragua”, manifestó el compañero Telémaco Talavera, presidente del Consejo Nacional de Universidades.

Responsabilidades históricas

Indicó que en estos encuentros se explicará la posición de Nicaragua en la cumbre COP21, en el que plantea que los efectos causados por la especie humana, deben ser medidos en base a las ciencias climáticas para determinar cuál ha sido la contribución histórica de cada uno de los países del mundo y cuál es la actual, para determinar las metas de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero.

Recordó que el mundo y particularmente los países en vías de desarrollo sufrirán grandes consecuencias si no se detiene el calentamiento global. De no tomar medidas urgentes e inmediatas, el promedio de la temperatura mundial en el 2030 se calcula en 3 grados en algunos países y 4 grados para otra parte del planeta.

“Eso sería catastrófico desde el punto de vista humano, desde el punto de vista de la vida, desde el punto de la vista de las posibilidades de desarrollo de nuestros países y del propio planeta”, indicó Talavera.

Nicaragua en la cumbre de la COP21, plantea que los países que más han contribuido al cambio climático, deben comprometerse y promover recursos financieros y técnicos para indemnizar a las naciones que han sufrido las principales causas del fenómeno que tanto daño está causando al mundo.

Esta propuesta forma parte del concepto de “Justicia Ambiental” que promueve el gobierno.

“Tiene que ser una contribución directa, una contribución incondicional y es una compensación a ese daño que se ha hecho a la Tierra, a la vida, a los seres humanos y que ha generado, entre otras cosas, la situaciones de pobreza, extrema pobreza, deterioro ambiental que tenemos y que limita en el desarrollo de nuestros países y desde esa perspectiva es importante que Nicaragua comparte esa visión de responsabilidad histórica y responsabilidad común”.

Agregó que esa responsabilidad común debe ser diferenciada, ya que “no podemos asumir la misma responsabilidad de los países que han tenido una enorme contribución al cambio climático, con relación a los países que han tenido una contribución marginal al cambio climático, pero muchas veces por el contrario tienen importantes reservas de recursos naturales y más bien neutralizan esos gases de efecto invernadero”.

Detalló que las diez naciones más industrializadas y que más contribuyen al cambio climático, aportan el 72.8% de las emanaciones de gases de efecto invernadero y los 100 países que menos contribuyen hacen apenas el 3%.

Indicó que en el año 1970 los países desarrollados se comprometieron aportar por lo menos el 0.7% del PIB para programas de asistencia oficial, sin embargo solamente han destinado el 0.27%, por lo que opina que se debe cambiar el enfoque y la responsabilidad que tienen las naciones industrializadas.

Afirmó que Nicaragua realiza diversas acciones, entre estas, continúas campañas de reforestación y la reducción de incendios forestales y promueve la plantación de más árboles.