El Frente Nacional de los Trabajadores (FNT) dio a conocer en conferencia de prensa, la denuncia pública hecha contra Costa Rica por las agresiones provocadoras que promueve el gobierno de ese país en contra de trabajadores nicaragüenses que se encuentran aportando a la economía de esa nación.

El día de ayer, el FNT dio a conocer un comunicado en el que denuncia que “la actitud de Costa Rica atenta contra nuestra seguridad nacional y contra la estabilidad de la región centroamericana y entorpece las relaciones fraternas existentes entre nuestros pueblos”, expresó el compañero José Antonio Zepeda, Secretario General de Anden.

Así mismo, el compañero Zepeda señaló que el gobierno del país del sur está tomando una postura en la que pone en evidencia las políticas intervencionistas y desestabilizadoras del gobierno de los Estados Unidos, misma que va en contra de todos los países de Nuestramérica que luchan por su autodeterminación, soberanía e independencia.

“Hoy, con la manipulación de migrantes ilegales, tratan de desestabilizar al gobierno cubano y somete a crisis la institución y seguridad de nuestros países. El FNT rechaza y protesta de la forma más enérgica por la actitud del gobierno costarricense que en forma ilegal y revanchista está negando la Visa de entrada a Costa Rica a trabajadores nicaragüenses que por décadas han ayudado a garantizar el progreso y bienestar del pueblo costarricense, acción que no abona a la paz, ni a la estabilidad regional” señaló Zepeda.

Ante la situación, los miembros del FNT expresaron su respaldo total a las acciones que está desarrollando el buen gobierno de Nicaragua, mismas que garantizan y protegen el bienestar de los nicaragüenses.

“Las relaciones entre ambos países han sido de hermandad, solidaridad, por ello nosotros apelamos a que retorne el respeto al derecho internacional y a las leyes. Los migrantes nicaragüenses no van ilegales a Costa Rica, hacen sus solicitudes de visa y lo que debe hacer Costa Rica es respetar los derechos de los trabajadores” dijo José Ángel Bermúdez.

“Llamamos a la comunidad internacional para que con sus buenos oficios se restablezcan las relaciones de confianza, solidaridad y respeto al orden internacional, evitando con ello sufrimientos innecesarios a nuestras familias y pueblos” finalizó Zepeda.