De cara la implementación del nuevo Código Procesal Civil que entrará en vigencia en octubre del 2016, la presidenta de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) doctora Alba Luz Ramos, inauguró el postgrado en Derecho Procesal Civil e hizo la presentación de la nueva norma a [email protected], magistrados y jueces del Poder Judicial, abogados y otros operadores del sistema.

La implementación de este nuevo Código Procesal Civil significará una transformación total del procedimiento y realización de los juicios en esta materia que tardarán menos de seis meses, ya que se pasa a la oralidad.

Durante la ceremonia se hizo entrega del primer ejemplar de la I Edición del Código Procesal Civil por parte de la presidenta de la Sala Civil y coordinadora de la Comisión Técnica de Implementación del código, doctora Ileana Pérez a la doctora Alba Luz Ramos.

“El derecho civil privado es la base de todo el derecho, entonces estamos iniciando este postgrado donde vamos a formar a 120 formadores, o sea estos van posteriormente a capacitar a todo el resto de funcionarios civiles del Poder Judicial, posteriormente seguirán las capacitaciones con otros actores que intervienen en ese proceso”, dijo la doctora Ramos.

Agregó que al momento que comience a aplicarse la nueva norma, todos los funcionarios tengan las herramientas y habilidades “en la oralidad y en el manejo de la parte sustantiva y en el manejo de la parte procesal, este es un cambio del cual vamos de un sistema totalmente escrito a un sistema predominantemente oral”.

La doctora Pérez, manifestó que la implementación del Código Procesal Civil, traerá muchas ventajas, ya que se pasa de un sistema escrito a un sistema mixto por audiencia, donde la demanda se presenta por escrito, pero al momento de ejecutar el juicio, se hace totalmente oral.

“Al momento de revisar la controversia que se presenta entre la parte actor y la parte demanda, eso se evacua en algo que se llama audiencia inicial, y en esta sola audiencia se van evacuar las excepciones, las nulidades, las pruebas que se presenten, luego tenemos otra audiencia especial que es la práctica de la prueba”, explicó la magistrada Pérez.

El diputado Carlos Emilio López, miembro de la Comisión de Justicia, manifestó que al comenzarse a aplicarse este código, Nicaragua estará inaugurando una nueva forma de ejercer derecho, pues el anterior código de procedimiento civil fue aprobado en 1906.

“El nuevo código deroga el aprobado en 1906 e inaugura una nueva etapa del derecho, la justicia civil era antes escrita, lenta, engorrosa, complicada y ritualista, hoy con este código la justicia civil será oral, ágil, gratuita, expedita, sencilla y sin ritualidad jurídica, esto permitirá que la justicia se acerque al pueblo, va a permitir que la justicia sea accesible y sea universal”, abordó López.

El nuevo Código Procesal Civil conlleva novedosos cambios en el ejercicio del derecho privado, pues el mismo pretende resolver los procesos civiles por la vía del diálogo, la conciliación, es decir por métodos alternos a la resolución de conflictos.

“La justicia será breve, será sencilla y se garantiza con este nuevo código el cumplimiento de las garantías constitucionales procesales, ante las garantías procesales se leían y se interpretaban en clave penal, el derecho a la defensa, el derecho a tener asistencia jurídica, el derecho a no ser juzgado fuera de la jurisdicción competente, hoy en día estas garantías constitucionales, ya no van a ser aplicados únicamente en el ámbito, sino también en el ámbito civil”, puntualizó López.

En el acto de apertura del citado postgrado, se hizo especial reconocimiento a la magistrada Ligia Molina, una de los principales artífices de esta nueva ley, que pasó a otro plano de vida hace algunos meses.