La Compañera Rosario Murillo, Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, valoró que este año 2015 la Policía Nacional ha sufrido la pérdida de hermanos valiosos, pero ha cumplido su misión de cuidar y vigilar a las familias nicaragüenses.

Luego del acto oficial de la XVIII promoción de cadetes de la Policía Nacional, que presidió el Comandante Daniel, la Compañera Rosario señaló que este es un año en el que hemos avanzado, hemos aprendido, hemos crecido y hemos sufrido.

"La Policía ha sufrido pérdidas de hermanos valiosos, pero bueno... ha cumplido su misión de cuidarnos, de vigilarnos y de, sobre todo, confirmar que en nuestro país hay un muro de contención a todo riesgo que representa el narcotráfico, la narcoactividad y el crimen organizado", expresó.

"Vamos a cerrar el año, vamos a reconocer los logros, vamos a ver con lupa todos los desafíos, todas las dificultades que todavía tenemos que enfrentar y vamos al año 2016 que tiene que ser, Dios mediante, de la mano de Dios, ¡de mucha, mucha fe!, ¡y mucho, mucho trabajo! para seguir construyendo juntos el porvenir y todas las victorias", añadió.

Rosario manifestó que hoy se graduaron 500 policías de línea que están dispuestos a cuidar a las familias y que son jóvenes sanos y estudiosos que se agregan al número ya grande de miembros de la Policía Nacional que con vocación de servicio atienden a las familias en los barrios, comarcas y comunidades.

"Nosotros nos sentimos bendecidos, agradecidos a Dios nuestro Señor, a nuestra Madre la Virgen María, por poder fortalecer este modelo policial de Fé, Familia y Comunidad... por crecer en cantidad y en calidad. Porque como decía nuestro Comandante, como decía Aminta, cada Policía que nace a la vida policial, ya fuera de la Academia, viene fortalecido en valores y de esa manera puede fortalecer también cada día su vocación de servicio; es decir, su práctica ya en el servicio a la familia. Es una práctica que cada día se desarrolla y debe desarrollarse creciendo en conciencia, alimentando, nutriendo valores que le permitan dedicarse con elevada vocación a la atención, a las demandas, a los requerimientos de las familias, de las mamás, de los jóvenes, de los niños", valoró.

“¡Cuántas tareas cumple la Policía Nacional en las comunidades, en las comarcas, está siempre desarrollando distintos planes…! Planes para cobertura, para que podamos disfrutar más tranquilos de los espacios de recreación, de las fiestas populares, tradicionales, culturales; de los festejos... planes para cubrir escuelas, para asegurar a los estudiantes y a las madres darles tranquilidad de que hay un plan especial de la policía atendiendo los centros escolares de nuestro país; y planes para la seguridad en los mercados, los buses, en las paradas. Sabemos que no es suficiente, pero dándole gracias a Dios todos los días por aclararnos y ampliarnos la visión, sabemos que estamos mejor que muchas partes del mundo", añadió.

Rosario comentó que se puede seguir fortaleciendo más la seguridad y la tranquilidad todos los días porque es la demanda de las familias que quieren sentirse más protegidas y más cuidadas.

En ese sentido, señaló que "la seguridad y la tranquilidad afianzan la paz y nos abren los espacios para más trabajo, para garantizar estabilidad y sobre todo para que todas esas inversiones que se proyectan cada día más, ¡vengan!... se realicen y abran más empleo, más trabajo para las familias, para la juventud, para las madres, para todos los muchachos que se van graduando y eso es lo que queremos".

Rosario también valoró el trabajo que la policía hace en todo el país atendiendo la seguridad en el campo o brindar acompañamiento y seguridad a las familias en momentos de emergencia.

"Ayer en cuanto tembló estaban las instituciones, estaba la Policía, estaba el Ministerio de Gobernación, inmediatamente en el Sinapred pendientes... el Ejército, por supuesto, la Defensa Civil... pero la tarea de la Policía es estar en la comunidad, es estar lo más cercano posible a las familias en sus necesidades", recordó.

Por esa razón, explicó que el Gobierno del Presidente Daniel está dedicado a contribuir a que la Policía se fortalezca, "monitoreando lo que nuestro pueblo siente y al mismo tiempo dedicados a que esa nuestra Policía Nacional de la que nos sentimos tan orgullosos se fortalezca cada día para seguir respondiendo a nuestro pueblo".

La Compañera pidió a Dios la bendición de contar con la unidad de las familias nicaragüenses y con el respaldo de las familias para seguir cambiando Nicaragua.

"Porque eso es lo que todos queremos, ¡cambiarla para mejor!... Ya hemos logrado bastante, pero queda mucho por hacer... que sigamos cambiando Nicaragua para que dejemos de sentirnos, todavía las familias que viven en pobreza, dejemos de sentirnos pobres, vayamos prosperando y que Dios nos premie con una Nicaragua unida, ¡cada vez más unida!, una Nicaragua donde abunde el cariño, el respeto, el amor y una Nicaragua de triunfos ¡y triunfos! Construyendo el futuro, habitando el futuro con la familia, desde las familias. Y sobre todo con la cultura nuestra, que es una cultura de valores, una cultura y un espíritu formidable de comunidad", expresó.

Recuerda a las familias tomar precauciones ante los sismos

Finalmente, Rosario expresó que ojalá esta noche no tengamos sustos pequeños, medianos o grandes en relación a los temblores que han acontecido en las últimas horas.

"Anoche pasamos una noche relativamente tranquila, pero bueno hay que estar listos. Queremos recordar todas las advertencias que ha hecho el doctor Guillermo González del Sinapred... ¡Cuidémonos!, ¡querámonos!, ¡tomemos todas las precauciones!... y bueno pidámosle a Dios que no haya más temblores en este momento, en este enjambre, temblores significativos", expresó.

"Pidámosle a Dios que no haya calamidades, que no haya desastres y que de presentarse un signo fuerte o cualquier otra eventualidad, que sepamos defender la vida, ¡esa es la prioridad, defender la vida!", concluyó la Compañera Rosario Murillo.