Los brigadistas del Ministerio de Salud (Minsa), no han dado tregua al dengue y al chikungunya, y esta vez han intensificado las labores de fumigación y abatización en comunidades y barrios de todo el país, para evitar la propagación y entrada del virus zika a Nicaragua.

Ante la entrada del virus zika a Centroamérica, el Gobierno del Presidente Daniel Ortega y al compañera Rosario Murillo, han orientado redoblar esfuerzos y continuar la jornada de lucha antiepidémica, protegiendo de esta manera a las familias nicaragüenses.

La mañana de este jueves, 7 brigadas del Minsa se han desplazado al barrio 30 de Mayo del distrito V de Managua, para fumigar más de 800 viviendas, previniendo de esta forma la proliferación del dengue, chikungunya, y evitando la entrada del zika.

El técnico en control de vectores, compañero Carlos José Ortiz, informó que la orientación es intensificar esta jornada antiepidémica, y hacer conciencia entre las familias sobre la importancia de erradicar los criaderos de mosquitos.

“El objetivo de la fumigación es para matar al mosquito adulto que transmite el dengue. Estamos viendo otra enfermedad que está entrando a Centroamérica, que, aunque no ha entrado a Nicaragua, desde ya estamos desarrollando una estrategia de prevención”, señaló.

Indicó que, en este sentido, es importante que las familias se sumen a estas jornadas antiepidémicas, para proteger sobre todo a los sectores más vulnerables, como niños, mujeres embarazadas y adultos mayores.

“Nosotros estamos atacando al aedes aegypti para evitar que esta enfermedad (zika) entre al país. La importancia de estas jornadas es tratar que las personas no se nos enfermen”, expuso.

La compañera Erenia López, Responsable de Epidemiología del Centro de Salud Carlos Rugama, detalló que durante el 2015, se han desarrollado al menos 7 jornadas de abatización y ciclos de fumigación para evitar estas enfermedades.

“Este es un esfuerzo que se está realizando con los Gabinetes de la Familia, Comunidad y Vida, con la Juventud Sandinista, con las mismas familias que están conscientes sobre la importancia de erradicar criaderos”, señaló.

Subrayó que para evitar estos criaderos, siempre se sugiere que las familias revisen que en sus depósitos de agua no se desarrollen mosquitos; además de limpiar patios y practicar las normas de higiene en el hogar.

“Lo que sugerimos a la población, es que nuestra principal lucha es evitar que el mosquito se críe. La fumigación solo mata la forma adulta el mosquito, pero el mosquito se sigue reproduciendo, y hay que detenerlo”, manifestó.

El mediodía de este jueves, a través de los Medios del Poder de las Familias y Comunidades, la compañera Rosario Murillo, explicó que los síntomas del virus zika son muy parecidos a los del dengue y el chikungunya.