Paul Oquist, Jefe de la Delegación de Nicaragua ante la XXI Conferencia Internacional sobre Cambio Climático COP21, a realizarse en París del 30 de noviembre al 11 de diciembre, aseguró que en ese encuentro el país dejará bien clara su posición acerca de la necesidad de que los países contaminantes se comprometan con una política de indemnización y de cooperación directa e incondicional para defender a la Madre Tierra.

Nicaragua enfatiza en que las naciones industriales son las responsables de la degradación ambiental y de los desajustes en el clima.

Plantea además que existe una enorme deuda ecológica entre el norte y el sur, lo cual se evidencia en el uso desproporcionado de los recursos naturales en las regiones más prósperas.

El planteamiento de Nicaragua es que cada país tiene una responsabilidad histórica con el fenómeno y en base a ello es que se deben determinar los compromisos a asumir en cuanto a la reducción de gases de efecto invernadero.

“Se deben excluir a los países pequeños, pobres, con responsabilidades totalmente insignificantes, que ni pone ni quita en cuento a emisiones”, explicó Oquist a través de una video-conferencia durante el Congreso Nacional sobre Cambio Climático y las Conferencias de las Partes, realizado este martes en la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-Managua).

“También es necesario exigir indemnización por la destrucción y la degradación, el sufrimiento que ha sido derramado a la Madre Tierra”, subrayó el funcionario nicaragüense, quien reiteró que dicha indemnización debe ser entregada directa e incondicionalmente a los países que han sufrido los efectos del Cambio Climático.

“Esta propuesta, tanto del lado de la reducción de las emisiones, como por el lado de la indemnización, tiene la ventaja que es objetiva, científica, medible, verificable y transparente para determinar la responsabilidades de lo que son emisiones y por indemnizaciones (...), daños y necesidades de adaptación”, explicó.

Oquist recordó que los 10 países más industrializados son responsables del 72.8% de las emisiones de gases y mientras que otros 100 países del mundo apenas suman un 3%.

En resumen Nicaragua defiende el concepto “de responsabilidades históricas” y de “responsabilidades comunes pero diferenciadas”, como también el derecho de los países más vulnerables a exigir indemnizaciones.

El también asesor del Presidente de la República, Comandante Daniel Ortega Saavedra, aseguró que los efectos del Cambio Climático se evidencian en el país no solo a través de de los fenómenos naturales si no también con drásticos incrementos de la temperatura.

Durante su comparecencia, Oquist recordó que Nicaragua es un país comprometido con la Madre Tierra a través de distintas políticas ambientales, y dio como uno de los mejores ejemplos el proyecto del Gran Canal Interoceánico de Nicaragua.

Sobre este tema, afirmó que la ruta y el diseño de la obra es la de menos impactos negativos, a lo que hay que agregar significativos efectos ambientales a nivel mundial, al permitir la reducción del uso de combustible en el comercio internacional.

Oquist manifestó que el proyecto incluye además el rescate de importantes reservas naturales actualmente degradadas o bajo grave amenaza.