El Comisionado al dar a conocer los resultados del quiebre en las instalaciones de la Policía de Masaya, explicó que el operativo es parte de  la Operación Coraza Popular que la Policía Nacional está impulsando en todo el país, como respuesta a las demandas de seguridad que la población hizo en la última jornada nacional de reflexión sobre la seguridad ciudadana.

Manifestó Borge que además la población de Masaya expresó a la Policía Nacional, tanto públicamente como por cartas posteriores, que había una familia que estaba inescrupulosamente induciendo a la juventud al consumo de drogas y aprovechándola para la comercialización.

Destacó que el operativo que se realizó en el contexto del 33 aniversario de la Fundación de la Policía Nacional,  es producto de un trabajo intenso de inteligencia policial, en el cual se realizaron seis allanamientos y  se procedió a la captura de Marlon Antonio Alvarado Garay, de 31 años, quien es el jefe del grupo familiar y quien tiene un historial delictivo amplio.

Producto del allanamiento y de la captura de Alvarado Garay, la Policía Nacional ocupó 50.8 gramos de cocaína a base de crack, 5.7 gramos de piedra crack, 2.8 gramos de cocaína en polvo, 151 mil córdobas y 22 dólares, entre otros billetes de menor valor.



Policía ocupa distintos vehículos


Por otra parte señaló que la Policía Nacional le ocupó al grupo “una camioneta, dos automóviles, tres motos, una serie de artículos menores, ente ellos una gran cantidad de teléfonos celulares que presumimos que son producto de actividades delictivas de los adictos que los llegaban a cambiar por drogas al expendio”.

Además añadió que encontraron bicicletas, refrigeradoras, una serie de artículos menores, todos de procedencia ilícita.

Expresó el alto oficial de la Policía Nacional que Alvarado Garay ha sido detenido por tenencia ilegal y tráfico de estupefacientes desde el año 1998, que estuvo detenido en el año 2005 y salió en el 2008 y luego tres a cuatro operaciones policiales lo llevaron a la cárcel, pero por distintas razones, pese a haber evidencia, salió libre.



Corrompían a jóvenes de Masaya

El Comisionado Mayor Borge manifestó “esperamos que esta vez con tanta evidencia que hay no salga libre y sea condenado por los tribunales y queremos expresar que Alvarado, con su mujer, Marina Isabel Blanco Ampié, de 33 años, y otros familiares, además de abastecer a una docena de expendios de drogas, impulsaban equipos deportivos para enmascarar sus actividades y para reclutar jóvenes para distribuir los estupefacientes”.

El jefe policial destacó que con Marlon Antonio Alvarado Garay y Marina Isabel Blanco Ampié,  están detenidos Diógenes Ñurinda Ramos de 43 años, con antecedentes de tenencia ilegal de armas; Ernesto José Ñurinda Vallecillo de 40 años; Martín Javier Mendoza Arroliga de 33 años; Anuar José Aburto Pichardo; Carlos Manuel Flores Jiménez; Mirna Lucía Algaba Pichardo; y otros dos jóvenes de 16 y 18 años.

En el caso de los dos menores de edad, expresó que el Ministerio de la Familia y la Comisaría de la Mujer están tomando las medidas necesarias para proteger a estos adolescentes.

“Además queremos señalar que además de las actividades ilícitas del tráfico interno, ellos mismos cocinaban la droga y la distribuían usando los medios de transportes ocupados”, al tiempo que destacó que a este grupo se le ha dado seguimiento desde 1998, cuando se comenzaron a conocer las actividades de Marlon Antonio Alvarado Garay.

El Comisionado Borge expresó se continua dando duros golpes a los expendedores de drogas contando con la amplia base de trabajo de inteligencia policial que se realiza con la participación del pueblo, convirtiéndose en un muro de contención.