Con una serie de conferencias e intercambios sobre los efectos del Cambio Climático, los compromisos que deben asumir las naciones industrializadas y, sobre todo, dejando sentada la posición de Nicaragua acerca del tema, se realizó este miércoles en la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-Managua), el Congreso Nacional sobre Cambio Climático y las Conferencias de las Partes.

El evento fue inaugurado por el Asesor Presidencial, Telémaco Talavera; la Ministra del Ambiente y los Recursos Naturales, Juanita Argeñal; el asesor científico del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter), José Milán; y el ambientalista Kamilo Lara.

Dada la importancia del congreso, este fue transmitido de manera simultánea, vía streaming, a otros 10 recintos universitarios de todo el país.

Para Nicaragua, este intercambio científico forma parte de todo un esfuerzo nacional previo a la Conferencia Internacional del Clima COP21 a realizarse en París, Francia, entre el 30 de noviembre y el 11 de diciembre.

Mayor compromiso para los países industrializados

Nicaragua es firme en su posición al señalar que si las 10 naciones más industrializadas del mundo son responsables del 72% de las emisiones de gases de efecto invernadero, son también las que deben esforzarse más por efectuar cambios positivos ambientalmente y en apoyar a aquellas naciones que resultan más vulnerables ante la variabilidad del clima.

En este sentido, Nicaragua demanda la creación de un fondo de compensación para ayudar a los países más vulnerables, pero cuyas emisiones de gases no han tenido un impacto significativo en la profundización del fenómeno.

Durante el congreso los temas abordados, además de la posición de Nicaragua, fueron los retos y desafíos ante el Cambio Climático, la importancia de la COP21, la prevención de riesgos ante el Cambio Climático desde el Modelo de Fe, Familia y Comunidad, el impacto ambiental positivo del Canal Interoceánico y el proyecto de bambú EcoPlanet, el cual será presentado en París como un ejemplo de buenas prácticas forestales.

Deuda ecológica

El asesor presidencial Telémaco Talavera aseguró Nicaragua "plantea claramente que debe haber una indemnización para todos los daños", ya que las repercusiones del Cambio Climático han tenido mayor efecto "en los países como Nicaragua”.

"Lógicamente hay una responsabilidad de esas naciones (los países industriales) de contribuir de forma directa, incondicional y respetando también la soberanía de nuestros pueblos para poder revertir ese daño histórico y poder prevenir lo que viene en el futuro”, subrayó Talavera, quien enfatizó que Nicaragua está planteando que las naciones con menores ingresos económicos no deben tener ningún aporte.

El asesor científico del Ineter, doctor José Milán, expresó que las negociaciones sobre el Cambio Climático son muy complejas, al punto que previamente ya se han realizado 20 encuentros internacionales para tratar de llegar a un acuerdo.

El experto nicaragüense lamentó el hecho de que hasta la fecha no se exista un documento vinculante para que las naciones industriales reduzcan sus emisiones.

En este punto, agregó que si bien toda la humanidad entera es responsable del fenómeno, hay diferencias bien marcadas de un país a otro.

“No puede tener el mismo nivel de responsabilidad Nicaragua que apenas aporta el 0.03% de las emisiones mundiales, con respecto a los países miembros del OCDE, que ellos, solamente esos diez países, aportan casi el 72% de las emisiones mundiales”, ejemplificó.

Para Milán los países altamente contaminantes tienen una deuda ecológica que ahora deben asumirla.

El modelo nicaragüense

De acuerdo a la Ministra de Ambiente, Juanita Argeñal, el Gobierno Sandinista ha venido desarrollando un modelo de consenso para desarrollar buenas prácticas ambientales que permitan afrontar el Cambio Climático.

La funcionaria sandinista recordó que durante todos estos años, cuando Nicaragua ha sido afectada por los fenómenos naturales, el gobierno se ha perfilado como un ejemplo de protección y respaldo a las familias nicaragüenses.

“Es en este sentido también que se ha trabajado en la protección de los bosques con la reducción de los incendios forestales, combatiendo la degradación, combatiendo los despales, creando obras de restauración ambiental en las áreas protegidas, en las recargas acuíferas de los ríos principales del país”, señaló.

De la misma forma se expresó el director ejecutivo del Instituto Nacional Forestal (Inafor), William Schwartz. El funcionario destacó que Nicaragua tiene que enfrentar la realidad del cambio del uso del suelo, pero desde la óptica de buscar una alternativa para garantizar que se sigan desarrollando las actividades productivas.

Schwartz expresó que el país tiene que producir alimentos tanto para el consumo interno como para las exportaciones, pero desde un sistema de buenas prácticas agrícolas.

Es importante, señalar que entre el 1 y el 4 de diciembre se realizarán congresos regionales sobre el Cambio Climático. El primero de diciembre le corresponderá a Rivas y León, el 2 a Estelí y Juigalpa, el 3 a Matagalpa y el 4 a Bluefields.