Las variantes climatológicas no han causado mayores afectaciones en el cultivo de tubérculos, así lo manifestó el compañero Miguel Obando, Sub-Director del Instituto Nicaragüense de Tecnología Agropecuaria (INTA) durante el encuentro que sostuvo con agricultores de dicho rubro, los que a su vez plantearon algunas necesidades en cuanto al manejo de nuevas variedades se refiere.

“Es un sector que ha venido creciendo, sobre todo los que se dedican al cultivo de yuca, ya que este producto se está procesando para la elaboración de almidón y harina, logrando que alcance mucha importancia. Estamos presentándoles las nuevas variedades de yuca, la cual tiene cualidades de doble propósito, agroindustria y consumo fresco, siendo variedades de alto rendimiento”, afirmó Obando.

Con la implementación de las nuevas variedades, los productores han logrado alcanzar un rendimiento de 12 a 15 toneladas por hectárea, logrando así que al cierre del año, los resultados sean exitosos.

“La meta para este ciclo agrícola en cuanto a la producción de yuca se refiere alcanzaremos 29 mil manzanas, nueve mil 600 de quequisque, más de dos mil manzanas de malanga y jengibre 600 manzanas, cumpliendo las metas establecidas antes del inicio del ciclo” añadió.

Los productores afirman que el apoyo del gobierno a través de la entrega de semillas y la asistencia técnica se refiere, les ha permitido alcanzar las metas trazadas, lo cual evidencia el interés del gobierno por garantizar la producción de nuestro país.

“Los encuentros que hemos venido sosteniendo con el gobierno son excelentes, porque nos han permitido exponer los problemas de nuestro sector, en cuanto a la producción, nosotros consideramos que vamos por buen camino en cuanto a la cosecha de yuca, producto que se está posicionando en el mercado, para el 2016 esperamos iniciar con un proceso de industrialización en el que logremos procesarla y elaborar almidón” finalizó Paul Bosche, productor de Yuca.