El territorio nicaragüense estará siendo afectado por un sistema de altas presiones, lo que generará pocas probabilidades de lluvia, días soleados y aumento en la temperatura de hasta 34 grados centígrados.

El Ingeniero Marcio Baca, director de meteorología del INETER indicó además se producirán vientos de 25 kilómetros por hora.

Además, a mediados de la semana se registrará el fenómeno conocido como invierno astronómico, pero no ejercerá mayores influencias sobre el territorio nacional.

Baca aseguró que la marea se mantendrá dentro la normalidad, con olas de 1 a 1.2 metros.