Quien recorra la Avenida de Bolívar a Chávez se encontrará en sus alrededores a los Payasos Pinta-Carita del Movimiento Cultural Leonel Rugama, quienes todas las tardes con sus juegos, figuras con gloflexia y animación sacan una sonrisa a los niños y niñas.

Antonio León, dedica sus tardes cada fin de semana para convertirse en payaso, su motivación es la alegría que trasmite a los niños y niñas que le piden les haga un dibujo en su rostro o una figura con globos.

“Me ha motivado mucho esto que hago, porque así le saco un momento de alegría a los niños, es un cariñito esa chimbomba que les quita la tristeza y los hace feliz”, externó.

Las madres y padres de familia ven en este tipo de actividades una restitución más de los derechos de la niñez que promueve el Gobierno Sandinista.

“Esta actividad es muy buena y sobre todo por los niños que se distraen, hay mucha diversión para los niños, hay que recordar que son lo principal en la vida y que mejor que verlos feliz”, dijo Juan Carlos Gallego.

“En este mes que es de tiempos de alegría, amor y paz que mejor que ver feliz a los niños y las niñas, es algo valioso que hace el Gobierno Sandinista”, dijo Jaime Silva.

“Es primera vez que vengo y me parece alegre pasar un rato riendo de las cosas que hacen los payasos”, dijo Katy Gutiérrez.

“Veo más apoyo para la niñez, ya que hay más distracción, por eso me parece bien que el gobierno propicie actividades como estas, porque se alegran los niños y uno también al verlos sonreír”, manifestó Auxiliadora Espinoza del Barrio La Primavera.