Tras evaluar la situación de riesgo, las autoridades han decidido mantener el nivel de alerta máximo (4) en la región de Bruselas y mantenerlo en nivel 3 en el resto del país. Los colegios de la región de Bruselas y el Metro de la capital permanecerán cerrados este lunes, ante el temor a una cadena de atentados similares a los registrados el viernes 13 de noviembre en París, ha anunciado el primer ministro de Bélgica, Charles Michel.

"Tememos ataques similares a los de París, con varios individuos que lancen varios ataques contra objetivos potenciales que pensamos pueden ser centros o vías comerciales, transportes públicos y lugares muy concurridos", ha explicado Michel en una rueda de prensa al término del Consejo Nacional de Seguridad.

Poco después del anuncio del ministro del Interior, fuerzas de la policía y el ejército iniciaron una operación en la Rue du Midi, que se encuentra en centro de la capital y desemboca en la Grand Place de la capital belga, según informan testigos a la cadena RTL. El punto de atención es el hotel Radisson, de la misma cadena del asaltado en Mali.

"Estábamos en un restaurante cuando la Policía ha pedido que dejemos la comida, nos reagrupemos en el interior y esperemos su señal", ha indicado uno de los testigos.

La región se encuentra en alerta máxima desde el sábado a primera hora, una situación que prácticamente paralizó los 19 distritos comunales, con el cierre de las líneas de metro y de casi todos los establecimientos donde se podía producir una afluencia importante de personas, como centros comerciales y deportivos, cines y salas de conciertos.

Incluso muchos restaurantes y bares del centro de la ciudad y de otras áreas normalmente concurridas fueron clausurados por decisión de las autoridades locales.

Por otra parte, el ministro belga de Interior reconoció en una entrevista el sábado por la noche que la amenaza terrorista en Bélgica no se limita a Salah Abdeslam, en busca y captura internacional por su supuesta implicación en los atentados de París, sino que "es más amplia". "Hay varios sospechosos, por eso hemos puesto en marcha tal concentración de medios", explicó Jambon, que añadió que el Gobierno sigue la situación "minuto a minuto". "Existe una amenaza real, pero estamos haciendo todo lo posible para afrontar esa situación", aseguró.

Dos hombres armados

Este sábado la Policía belga inició la búsqueda de dos hombres, uno de los cuales podría estar armado con una bomba del mismo tipo que la empleada en los atentados de París, según han informado fuentes de la investigación al diario belga Le Soir. Además, las fuerzas especiales del país han detenido este sábado a cuatro personas en el barrio histórico de la Place du Grand Sablon en Bruselas, según han informado fuentes militares a la cadena belga RTL. Los detenidos viajaban en un vehículo "sospechoso" y todos ellos fueron arrestados en torno a las 15.00, según estas mismas fuentes, que no han dado más detalles.

Comercios, museos, cines, salas de conciertos, centros deportivos y otros lugares muy frecuentados los fines de semana cerraron sus puertas o no llegaron siquiera a abrirlas, y la circulación de todas las líneas de metro fue cancelada. La Alcaldía de Bruselas centro ha recomendado además a las cafeterías y a los restaurantes que cierren sus puertas como medida de precaución. La recomendación afecta a los establecimientos del barrio de Saint-Géry, de la Bolsa y de Plattesteen, según dijo un portavoz del alcalde al diario Tijd.

Los policías, que patrullan las calles de Bruselas acompañados de militares fuertemente armados, informan a los viandantes y a los dueños de las tiendas afectadas de esta recomendación. La medida de prevención se ha tomado no porque exista una amenaza precisa en esos barrios, sino de manera general a raíz del aumento del nivel de alerta.

Evacuado un edificio

Además, el edificio del grupo audiovisual flamenco Medialaan, situado en Vilvorde (al norte de Bruselas), fue evacuado la tarde de este domingo por la Policía belga a causa de una posible amenaza, informó el grupo a través de la red social Twitter. Tras el aviso, las fuerzas de seguridad comenzaron a inspeccionar el inmueble, sede de la cadena flamenca VTM entre otros medios, con la ayuda de perros.

El personal que se encontraba en el interior fue trasladado a los locales de la federación flamenca de volley, situados justo enfrente del edificio del grupo. En torno al inmueble se ha establecido un perímetro de seguridad debido a la presencia de un vehículo sospechoso en las proximidades del edificio, indica el diario La Libre Belgique.