La ciudad de Diriamba engalanó sus calles la tarde de este sábado, celebrando el espectacular y colorido Festival Güegüense 2015, en el marco de los festejos del X Aniversario en que esta trascendental obra teatral, musical y danzaria fue reconocida por la Unesco (2005).

Más de 15 comparsas participaron en el Desfile Cultural, bailando y recreando El Güegüense, como una de las expresiones folclóricas más ricas que caracterizan la idiosincrasia del nicaragüense.

La actividad resultó todo un éxito, bajo la organización del Instituto Nicaragüense de Turismo (Intur), el Ministerio de Educación (Mined) y la Alcaldía de Diriamba.

Al celebrarse un acto central en el Parque de Diriamba, el maestro folclorista Ronald Abud Vivas, dijo estar muy complacido y emocionado al ver multiplicada una semilla que se inició sembrando en 1974 en la Escuela Normal de Jinotepe.

"Hoy gracias a este espíritu nacionalista y a este Orgullo de Ser Nicaragüense que nos ha inculcado la Revolución y el Gobierno, podemos ver que con mucha alegría, las más de 15 comparsas han interpretado maravillosamente la obra El Güegüense", manifestó.

Indicó que en estas representaciones, el Ballet Folclórico Nicaragüense ha marcado mucho se experiencia en cuanto a el vestuario, los pasos, y más que todo en el espíritu de la juventud que ama y aprecia nuestros valores, el Güegüense que es Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad.

"Este décimo aniversario de ser reconocido por la Unesco, significa un logro en el sentido que hemos hecho que la juventud se apodere de esta celebración; se ilustran en el contenido y el espíritu mismo de la obra", sostuvo Vivas.

Explicó que solo la parte externa, coreografica, para turismo no tiene sentido, pero el Ministerio de Educación ha hecho todo un trabajo a través de sus medios para que la juventud conozca toda esta obra.

"En los años ochentas, la obra tuvo un auge con la Asociación Sandinista de Trabajadores de la Cultura, que lideraba la compañera Rosario Murillo, y el Ballet mio es un gran representación de ese gran esfuerzo que la compañera Rosario hizo, y ahora lo vemos multiplicado", destacó.

Refirió que a esta obra la hace merecida de este reconocimiento de la Unesco el espíritu, la riqueza literaria, y el espíritu de rebeldía y de sátira que para la literatura hispanoamericana, es una obra de gran relevancia y muchísima importancia.

La ciudadana alemana, Karen Paladino, es Directora del Grupo de Baile 'Cositas que Brillan' en la Isla de Ometepe, donde enseña a niños y jóvenes a apropiarse de la riqueza de la obra El Güegüense.

"El Güegüense está en cada uno de nosotros, en el corazón. Seguimos siendo bandidos, siempre tenemos chispa, somos divertidos, y eso es algo que nace del nica, es único en Centromérica y el mundo", destacó.

"Yo he viajado y nunca he visto que te subís al bus, te caes y toda la gente que va en el bus empieza a 'joder', solo aquí en Nicaragua. El nica tiene un alma muy chispa, muy alegre, y eso es muy lindo, muy especial de aquí", manifestó.

Durante este Festival Güegüense, la hermana Ornela Cherulli, dijo estar admirada por todo lo que representa esta obra en Nicaragua, y a nivel del mundo, siendo reconocida por la Unesco.

"Me gusta mucho El Güegüense, porque es colorida, es rica en cultura. El Güegüense es una obra maravillosa que expresa la idiosincrasia nuestra, es como entrar al corazón de los pueblos y sentir el populacho nicaragüense. Estamos tocando nuestras propias raíces", puntualizó.

Decenas de turistas extranjeros, llegaron a Diriamba este fin de semana para poder apreciar y disfrutar de los numerosos montajes de esta obra teatral internacional; además que destacaron la seguridad y las bellezas que ofrece Diriamba como una ciudad pujante en cultura y desarrollo, pero sobre todo con gente muy amable, solidaria y hospitalaria.