El Instituto Nicaragüense de Aeronáutica Civil (INAC) y la Policía Nacional, brindaron este sábado detalles sobre el aterrizaje forzoso que realizó la mañana de este sábado, en Niquinohomo (Masaya), el helicóptero civil con matricula hondureña.

En conferencia de prensa, el Capitán Carlos Salazar, Director General del INAC, detalló que el medio aéreo, propiedad de la compañía Agrotor, realizó el aterrizaje forzoso a eso de las 9:55 de la mañana de este sábado en Niquinohomo, a 6 kilómetros al Este del Restaurante La Olla de Barro.

“En el plan de vuelo que llevaba este medio se registra que salió de un helipuerto de Carretera a Masaya, con destino a San Juan del Sur. El piloto del medio era el Capitán Juan Castillo, de nacionalidad nicaragüense, con dos pasajeros abordo (Alexis Chamorro y Gabriela Irigoyen)”, precisó.

Indicó que gracias a Dios todos los que venían a bordo del helicóptero están sin ninguna lesión.

“Solo hay daños materiales en el medio, producto de la emergencia del aterrizaje forzoso”, expuso.

Refirió que, siguiendo los procedimientos establecidos por la INAC, y de acuerdo a las normas internacionales, se procedió a informar sobre el hecho al Director de Aviación Civil de Honduras, señor José Israel Navarro.

“En este caso, como fue en territorio nicaragüense, procedimos a resguardar el medio, y a iniciar las investigaciones del caso. Haremos un trabajo conjunto con las autoridades hondureñas, y con la Policía Nacional y el Ejército de Nicaragua”, aseguró.

El capitán Salazar, refirió que el piloto reportó inmediatamente que tenía un problema a bordo, entonces procedió a realizar este aterrizaje.

“Es un medio de cuatro pasajeros; un helicóptero pequeño. Su base de operaciones está en Tegucigalpa, y ellos están ingresando al país cuando tienen que movilizar al personal de la compañía Agrotor”, detalló.

El Subdirector de la Policía Nacional, Comisionado General Francisco Díaz, informó que los expertos de Criminalística de esta institución están investigando este evento.

El jefe policial, también se refirió al accidente del helicóptero BELL 206, en el Río San Juan, y en el que falleciera el ingeniero Antonio Lacayo, y tres personas más, el pasado martes 17 de noviembre.

“En el caso concreto donde pereciera el ingeniero Antonio Lacayo, todavía estamos trabajando, investigando, los especialistas, los expertos de Aeronáutica Civil, los peritos de Criminalística de la Policía Nacional y el Ejército de Nicaragua. En los próximos días daremos a conocer los resultados de estas investigaciones”, puntualizó.

"Estamos vivos gracias a Dios"

El piloto Juan José Castillo, explicó que el helicóptero está en Nicaragua con un contrato temporal.

“Aquí son bien rigurosos con todas las partes de documentos, el mantenimiento”, señaló en declaraciones a Multinoticias, Canal 4.

Sin embargo, enfatizó en que es una máquina, la cual “puede fallar en cualquier momento”.

"Estamos vivos gracias a Dios. No pasó nada grave”, indicó Castillo, afirmando que el helicóptero sí salió dañado, aunque estas cosas son cosas materiales que “se pueden reponer”.

El piloto confirmó que en el helicóptero viajaban unas personas de Managua hacia San Juan del Sur.