A través de un trabajo exhaustivo de inspección, la Dirección de Armas, Explosivos y Municiones (DAEM) de la Policía Nacional, continúa asegurando que los más de 396 puestos de pólvora autorizados a nivel nacional, cumplan con las medidas de rigor para evitar incendios y tragedias.

La tarde de este viernes, la DAEM realizó una inspección en el puesto de pólvora autorizado en el sector de Tiscapa, cuyos diez tramos instalados cumplieron con las normas exigidas por ley por la Policía Nacional.

El Jefe de Operaciones de la DAEM, Comisionado Rodolfo Contreras, indicó que a través de estas inspecciones, se les recuerda a los vendedores de pólvora que siempre es importante mantener las medidas de seguridad.

“Realmente todos han venido acatando las orientaciones, inclusive se han venido apropiando de la normativa del uso y manejo de la pólvora”, indicó.

Informó que, en coordinación con la Dirección General de Bomberos (DGB), la Policía Nacional también ha capacitado a estos vendedores.

El jefe policial informó que a partir de las próximas semanas, y en la víspera de los festejos de Navidad y Fin de Año, se garantizará la presencia de al menos un agente policial en cada puesto de venta de pólvora.

“También continuaremos inspeccionando que los vehículos que transportan la pólvora anden su extinguidor, que anden en buen estado mecánico, y que porten sus triángulos de seguridad y llantas de repuestos”, señaló.

La vendedora de pólvora, Yamileth Mercado, aseguró que tras ser capacitados todos los comerciantes de este puesto autorizado, el pasado 12 de octubre, han reconocido la importancia de aplicar las medidas de seguridad.

“Aprendimos a estar preparados al momento de ocurrir un problema; tenemos barriles con agua, extintores; no les vendemos a personas menores de edad o personas en estado de ebriedad”, expuso.

Indicó que también les hacen ver a las personas que tienen que apagar sus vehículos al acercarse a los puestos de pólvora; además estar pendientes que no fumen cerca de esta área.

“La Policía viene todos los días a inspeccionar que el personal esté acreditado, y que cumplamos con todas las medidas de prevención ya establecidas. Este permiso que nos otorgaron está debidamente autorizado por la Policía y por los bomberos”, aseguró.

La Policía Nacional instó a las familias a evitar que los niños manipulen pólvora; no hacer fogatas con el papel o residuos de otros juegos pirotécnicos y no detonar artefactos en envases de vidrios o alcantarillas, entre otras medidas de real importancia.