Luego de cuatro horas amenazando con quitarse la vida sobre el techo de un tramo en el Mercado Roberto Huembes, el ciudadano Julio César Bermúdez desistió de su idea y bajó junto a su madre y los demás comerciantes del lugar.

Las intensiones de Julio César, que armado con un cuchillo y un machete pretendía acabar con su vida, respondían a las presuntas agresiones que el grupo de seguridad “Los Chocoyos” habían cometido contra él, pues éste reclamaba espacio y lugar con comerciantes de tramos vecinos al de su madre, informó Crónica Tn8.

Al lugar se hicieron presentes también agentes de Policía, miembros de la Dirección General de Bomberos, religiosos y autoridades del centro de salud cercano.