Una vez más la vocación de servicio del Ejército de Nicaragua se puso de manifiesto cuando brindó auxilios a [email protected] cubanos que se encontraban perdidos en la zona selvática del municipio de Cardenas en Rivas.

Alrededor de 54 migrantes cubanos, entre ellos algunos niñ@s en horas de la tarde noche del jueves y madrugada del viernes, engañados por traficantes de personas costarricenses se cruzaron de manera ilegal la frontera de Nicaragua por puntos ciegos y se internaron por la zona selvática.

Pero esta peligrosa travesia casi le cuesta la vida a estos [email protected] que tuvieron que pedir el auxilio de los miembros del ejército, pues en un tramo selvático y piedregoso no pudieron continuar.

Uno de los migrantes cubanos cuando salió a la carretera adoquinada que lleva hacia Cárdenas miró la presencia militar y tuvo que solicitar la ayuda e indicar que un grupo estaban perdidos en la montaña, lo que hizo emprender un operativo de busquedad.

Los cubanos fueron encontrados en difíciles condiciones climáticas, dado que la noche del jueves y madrugada del viernes llovió copiosamente.

Una vez encontrados los 54 cubanos que estaban dispersos en varios grupos, fueron atendidos y llevados a camiones donde se les proporcionó frazadas y café. En las primeras horas de la mañana fueron regresados a la frontera con Costa Rica, nación cuyo gobierno está fomentando la migración irregular de cubanos por toda centroamérica.

Algunos cubanos entrevistados aseguraron que el ejército los auxilió y los salvó de perecer en las zonas montañosa, pero también pidieron a Costa Rica resolver la situación que provocaron al forzarlos a salir de su territorio.

"Hemos pasado mucho trabajo en la loma (montaña) arriesgándonos con los niños, esperamos que nos resuelvan esta situación porque si seguimos, aquí nos vamos a morir", dijo una cubana de nombre Masiel.

"Que nos acaben de salir de aquí que nos resuelvan el problema y es sacándonos de aquí, dicen (los ticos) que nos van a dar una respuesta y aquí todo el mundo desesperados, que tomen una solución con nosotros", señaló otra cubana que pedía respuesta a Costa Rica y certificaba que el ejército les ayudó cuando los encontró en la selva.