El primer ministro chino, Li Keqiang, llegó hoy a Malasia para asistir una serie de reuniones de dirigentes sobre cooperación del Sudeste Asiático y cumplimentar una visita oficial a ese país.

Durante su estancia de cuatro días en Kuala Lumpur, capital malasia, Li tiene previsto asistir a la XVIII Reunión de Líderes China- Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (Asean, por sus siglas en inglés), la XVIII reunión de líderes de la Asean-China, Japón y Corea del Sur y la X Cumbre de Asia Oriental.

China espera que las próximas citas impulsen las negociaciones sobre la modernización de la zona de libre comercio China-Asean(FTA), y aceleren la construcción de la ruta de la seda marítima del siglo XXI para estimular el crecimiento económico del Sudeste Asiático en el contexto de una desaceleración global.

Li tiene previsto discutir sobre la política de China-Asean y proponer medidas para mejorar la cooperación en áreas como la inter-conectividad y la capacidad de producción.

Analistas auguran que la reunión de los líderes de ASEAN y los tres grandes asiáticos, que tendrá lugar semanas después de la reanudación de la cumbre tripartita de China-Japón-Corea del Sur en Seúl, activará la negociación de un TLC multilateral para construir la comunidad económica de Asia Oriental.

El próximo año se conmemora el XXV aniversario del diálogo China-ASEAN.

Observadores piensan que la visita de Li es vital para el desarrollo de la asociación estratégica China-Asean, para la paz y la prosperidad.

Durante este primer viaje a Malasia desde que asumió el cargo como primer ministro en 2013, Li también dialogará con líderes de esa vecina nación y se espera que esté presente en la firma de una serie de documentos que incluye acuerdos sobre intercambios de comercio, culturales y de cooperación judicial.