La crítica la dio a conocer el también asesor presidencial sobre asuntos ambientales, tras una conferencia de prensa realizada en forma conjunta con el Ministerio de Educación (MINED) en torno a un programa para niños sobre educación ambiental que ha estado siendo impulsado en un sector de la carretera norte.

La convención Ramsar realizó el jueves 2 y el viernes 3 de agosto una visita a la zona de Harbour Head y según se supo le tendría preparado desde el lunes pasado un resumen al respecto al gobierno costarricense, sin embargo Nicaragua continúa esperando el informe de la inspección que tres miembros de la comisión realizaron el 9 de marzo del 2011.

Parcialidad de Comisión Ramsar

El doctor Incer Barquero, manifestó “ya sabemos la parcialidad de esa comisión que atiende prontamente las llamadas de Costa Rica, pero no hace caso a las de Nicaragua, pero eso no quiere decir que eso vaya a cambiar la opinión de una Corte Internacional (de La Haya) sobre el daño que está hecho y que se puede comprobar”.

Destacó el científico que tanto las organizaciones ambientalistas como la que él dirige, así como el Foro Nacional de Reciclaje (Fonare) y el gobierno de Nicaragua han trabajado para “aportar pruebas a la Corte Internacional de La Haya, cuya sentencia el gobierno costarricense no podrá evitar a como hizo al desconocer la de la Corte Centroamericana de Justicia”.

De acuerdo al doctor Incer Barquero, en una sentencia del alto tribunal de La Haya, Costa Rica no podría evitar que la Corte mandate la toma de medidas para que  no siga produciendo daños en la vía acuática y recuperar la navegabilidad que el Río San Juan debe tener, además por el derecho que la misma Corte reconoció a Nicaragua en el 2009.

Nicaragua no fue notificada de vista a Harbour Head


Recordó Incer Barquero que en la sentencia de la Corte se declara que Nicaragua “es dueña absoluta de las aguas del Río San Juan y que puede realizar cualquier obra que facilite su navegación, sin que la oposición de Costa Rica tenga que ser necesariamente atendida, porque es un derecho de Nicaragua navegar sobre sus propias aguas”.

Afirmó el científico ambiental que “el gobierno de Costa Rica cometió un grave error, que sin esperar la decisión del tribunal de La Haya sobre el conflicto en el delta, quiso montarse sobre eso, una actividad que es la carretera, la que resultó desastrosa para Nicaragua, pero también para Costa Rica”.

Por su lado el ambientalista Kamilo Lara, presidente del Fondo Nacional de Reciclaje explicó que una vez más se confirma la confabulación y parcialidad de la Comisión Ramsar con Costa Rica y añadió que es preocupante que de la reciente visita que esa comisión realizó a la zona de Harbor Head, Nicaragua no fue notificada, ni por medio del Marena, ni por medio de la Cancillería.