Nuevamente las familias del barrio 3-80 se convirtieron en protagonistas de la séptima jornada de lucha contra el dengue y Chikungunya. Desde muy tempranas horas los brigadistas del Ministerio de Salud (MINSA) encendieron sus maquinas para iniciar el proceso de fumigación en más de 500 viviendas, acción que contó con el apoyo de los miembros de los Gabinetes de la Familia del barrio.

"Si nosotros no destruimos un criadero vamos a tener posteriormente toda la etapa de crecimiento del mosquito y va a nacer el zancudo y tendremos que fumigar, por eso también andamos destruyendo criaderos", dijo la doctora Karen Villagra directora del Centro de Salud Roberto Herrera ubicado en el 3-80.

Los pobladores agradecieron al Ministerio de Salud por estar constantemente fumigando las casas del barrio, acción que se complementa con el compromiso de cada familia por mantener limpia la comunidad.

“La solución de no enfermarnos está en nuestras manos, aquí el gobierno nos apoya enviándonos a los brigadistas, pero la verdad, es que si nosotros no tenemos limpias las casas nada estamos haciendo, ese es el compromiso que debemos asumir todos los días”, manifestó doña Carmen López, que indicaba a los brigadistas por donde debía fumigar.

“Lo bueno es que es la séptima ocasión que vienen a la casa, yo creo que eso ha evitado que aquí nadie se haya enfermado, por eso le agradecemos que están cuidando nuestra salud y así como dice doña Carmen, cada familia debe asumir su rol de limpiar todos los días para que no nos enfermemos”, comentó don Ramón García Jiménez, vecino de Carmen.

Este 2015, el Ministerio de Salud ha promovido las constantes jornadas de fumigación y abatización en todos los barrios y distritos de la capital, una manera de combatir el dengue y el chikungunya.