A través de camiones, el Ejército nicaragüense trasladó y puso a salvo a varias familias indocumentadas de cuba que pasaron varios días extraviados en la densa selva, tras haber sido irresponsablemente forzados por Costa Rica a atravesar esta zona.

El cubano inmigrante, René Álvarez, indicó que miembros del Ejército nicaragüense les salvaron la vida, debido a que llevaban varios días perdidos en la selva sin comer y sin dormir, luego que fueron engañados por 'corredores' o 'coyotes'.

"Tuvimos que salir a la carretera. El Ejército de Nicaragua, nos brindó atención médica y alimentos. Las tropas nicaragüenses nos acogieron, porque los coyotes nos engañaron, nos manipularon", indicó.

Manifestó que más de 25 personas inmigrantes iban acompañándolo en esta travesía, buscando el falso sueño americano.

"Todos cometimos el error que caímos en esta necesidad. Nos utilizaron (los coyotes), nos sacaron por la noche y nos dejaron botados por la calle. En medio de la desesperación, acudimos a las tropas de Nicaragua", manifestó.

Para Álvarez, el hecho que sus connacionales estén siendo manipulados por el Gobierno de Costa Rica para atravesar ilegalmente la frontera con Nicaragua es un error y una injusticia.

"Aquí en la frontera se armó una aglomeración incontrolable de personas. Los señores acá en Nicaragua tienen toda la razón; es demasiado el flujo de personas, es incontrolable, somos demasiados inmigrantes y todo esto se nos salió de las manos", expuso.

Repudió totalmente la situación que se ha venido originando, cuando los cubanos han querido pasar forzosamente por la frontera nicaragüense.

"A la fuerza no se hace nada. Si alguien trata de entrar a la fuerza a mi casa, yo por supuesto no los dejaré entrar. Les hago un llamado a mis connacionales, que se calmen, que las cosas no se resuelven así. No queremos ser parte de un conflicto político", señaló.

Expuso que gracias a Dios hasta ahorita no se ha dado ninguna crisis epidémica; "pero si se da una crisis, todos pueden ser perjudicados, porque están en una frontera".

María Matilde González, también inmigrante cubana, dijo que durante fue rescatada en las selvas nicaragüenses, al querer pasar por puntos ciegos, tuvo un buen trato por miembros del Ejército de Nicaragua.

"Nos dieron atención médica, nos trataron bien. No tenemos ninguna queja. Queremos agradecerles, porque estas personas nos salvaron la vida. Nosotros estábamos en medio de la selva sin saber para dónde coger", expuso.

Aunque el transporte comercial permaneció congelado durante toda la mañana de este martes, producto del impedimento de los inmigrantes cubanos, las camiones de carga, cisternas, rastras y otra maquinaria pesada comenzó a circular escalonadamente a partir de la 1:40 de la tarde, aunque siempre de manera intermitente.

Turistas que viajan por toda centroamérica, han indicado que las autoridades de Migración de Costa Rica, están promoviendo el pase forzoso de estos inmigrantes, creando desorden y tensión en la línea fronteriza.

"Es extraño lo que está pasando, cómo Costa Rica se ha prestado a este juego y forzar a estas pobres personas y lanzarlas a Nicaragua, cuando estos no portan documentos. Es una situación que debe resolverse para que no se siga perjudicando el tránsito libre por la frontera", señaló Marlon Maravilla.

Miembros del Ejército de Nicaragua y la Policía Nacional, continúan resguardando el Puesto Fronterizo Peñas Blancas, cumpliendo su misión de Paz y Soberanía, procurando el orden y la buena andanza de las actividades comerciales y turísticas de la zona.