La crisis causada por el Gobierno costarricense tras haber intentado forzar la entrada de inmigrantes indocumentados cubanos al territorio de Nicaragua, es un asunto que debe ser atendido en el Sistema de la Integración Centroamericana (SICA).

El diputado Jacinto Suárez manifestó que existe una comisión de seguridad, establecida por los gobiernos centroamericanos, para conocer precisamente problemáticas similares a la provocada por Costa Rica.

“Esto es un problema entre dos países de la región que han suscrito un acuerdo de seguridad regional. Es decir, cae por su propio peso que el primer lugar que hay que ir a ver eso es a la instancia centroamericana”, explicó.

Juárez manifestó que no es posible justificar que una gran cantidad de personas — como la que se encuentra actualmente a metros del límite nicaragüense con el vecino del sur — se lance sobre una frontera.

“Para empezar: ¿quién abrió la frontera en Costa Rica para que esa gente llegara a la guardarraya de Nicaragua? Ellos no forzaron, les abrieron, les empujaron. ¿Qué cosa es eso? Están violentando todos los procedimientos”, aseguró.

El jurista Manuel Madriz indicó por su parte, que las pretensiones de Costa Rica son las de crear un “corredor humanitario”, por el que los inmigrantes cubanos pasen hasta suelo estadounidense, atravesando anteriormente México y el istmo centroamericano.

“Se tiene que ver primero en el SICA, porque es de los países del Sistema de Integración Centroamericana. La otra cosa sería diluir el tema, llevarlo a otro foro. Lo pueden hacer. Pero donde se solucionan las cosas es en Centroamérica”, aseguró.

El jurista manifestó que es comprensible el factor humanitario, pero que bien pudieron haberse tomado otras acciones al respecto.

“Costa Rica podría rentar un barco y mandarlos a México si quiere, o mandarlos directamente a Estados Unidos […] han estado manipulando el hecho de que sean cubanos y que nosotros tengamos agradecimiento hacia Cuba, pero el punto no es la nacionalidad del grupo. El punto es que es un grupo de gente de una nacionalidad diferente a la nicaragüense y a la costarricense que rompen y atraviesan una frontera, que saltan el muro de una frontera, que violentan lo que es la integridad y la soberanía de un país”, puntualizó Madriz.

En ese sentido, explicó que Costa Rica no tiene el derecho de deportar ciudadanos hacia territorio nicaragüense a ningún ciudadano que no tenga nacionalidad de Nicaragua. “Puede deportar nicaragüenses a Nicaragua, pero no puede deportar cubanos a Nicaragua, salvo que Nicaragua acepte”, dijo.