En el kilómetro 10 ½ carretera a Masaya, el matrimonio Lacayo-Talavera, desde hace ocho años trabajan arduamente en la crianza de animales en cautiverio.

Su empresa familiar Exotic Fauna S.A, dedicada a la crianza de tortugas, tarántulas, ranas, culebras y gallegos, ha visto cómo este sector ha ido creciendo en los últimos años.

El acompañamiento del Gobierno ha sido efectivo, ya que empresarios como los propietarios de Exotic Fauna S.A, a través de las reuniones con el Sistema Nacional de Producción, Consumo y Comercio, han resuelto dificultades que encuentran en el mercado para poder exportar de manera segura, haciendo que pequeñas empresas nicaragüense crezcan cada año y vean en este sector una fuente de trabajo y de crecimiento.

Eduardo Lacayo, propietario y representante legal de Exotic Fauna, nos comentó acerca del trabajo que vienen realizando por más de ocho años para dar a conocer al sector de animales exóticos.

“Queremos progresar y que el país conozca más sobre la fauna de Nicaragua. Tenemos seis tipos de especies, dos especies de tortugas (la sabanera y la pecho quebrado), tenemos gallego verde, tarántulas ralladas, rana ojo rojo y boa constrictor y las vendemos a tiendas de mascotas y ahí llegan a comprarlas las casas particulares”.

“Para el próximo año queremos meter especies nuevas para expandirnos y seguir mejorando. Vamos a meter dos tipos más de especies de tortugas y una especie de lagartija”.

“La compra que se hace es internacional, es decir se vende a todos lados del mundo, sobretodo tenemos mayor mercado en el continente Asiático”, afirmó Lacayo.

Esta crianza, aun no es bien asimilada por los nicaragüenses, quienes están acostumbrados a tener de mascota en sus hogares animales más tradicionales como gatos, perros, loros o conejos.

“Hasta el momento en el mercado nacional no tiene gran aceptación, pero sí internacionalmente. Esto debido a que la cultura que tenemos no nos permite pasar de gatos o perros; la gente se escandaliza al ver una boa o tarántula, hay que perder el miedo porque estos también son animales agradecidos”, señaló Yesenia Talavera, propietaria de Exotic Fauna.

Los precios varían, en el mercado internacional se compran las tortugas, los gallegos, en seis hasta ocho dólares, las tarántulas 3 dólares y las culebras unos 12 dólares.

“Ha sido difícil, todo comienzo es duro y hay pérdidas pero al final la mayor satisfacción es que tus animalitos llegaron bien y que le gustan a tu cliente, además vemos el apoyo a través de las reuniones con autoridades del gobierno”.

“Antes acá era una pollera, nosotros conocíamos al señor, en esos años íbamos a ferias y veíamos a gente exponiendo estos animalitos y nos dijeron que eran propios de la fauna nicaragüense y eso nos llamó la atención”, recordó.

“Nos dimos cuenta que aportamos un pequeño espacio en la economía de Nicaragua y además nos estamos dando a conocer en todo el mundo ya que la gente ve el certificado de origen, además nosotros en el caso de las tortugas antes de enviarlas hacemos exámenes de salmonella con el objetivo de asegurar que los animalitos van libres de enfermedades infecciosas”, dijo Talavera.

“Al cerrar el año estamos haciendo la lucha para hacer un último envío y en el 2016 esperamos seguir ampliándonos, tenemos tres especies que queremos anexa, en el año hacemos de 10 a 12 envíos. La temporada alta de exportación de nosotros es en mayo, junio y julio”, concluyó Yesenia.