José Adán Aguerri, Presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada de Nicaragua (COSEP), hizo un llamado a las autoridades de Costa Rica a tomar acciones para lograr el restablecimiento de la frontera comercial entre ambas naciones.

El cese del intercambio comercial que afecta a miles de centroamericanos, se produjo desde el día de ayer cuando las autoridades ticas promovieran el ingreso forzoso de ciudadanos cubanos indocumentados al territorio de Nicaragua.

El Presidente del Cosep aseguró que se han puesto en comunicación constante con las autoridades y explicó que la situación es “híbrida”.

En ese sentido aseguró que se ha logrado el tránsito de personas y de algunos vehículos se retome de forma intermitente, pero no se ha restablecido el flujo de transporte de carga, según información de la Dirección General de Aduanas de Nicaragua.

“La carga se ha visto interrumpida y aquí no estamos hablando de carga nicaragüense, aquí estamos hablando de carga nicaragüense, de carga tica, de carga centroamericana que pasa a través de Peñas Blancas. Tenemos kilómetros de contenedores de acuerdo con el monitoreo que acabamos de realizar en este momento”, explicó.

Aguerri manifestó que la situación ha obligado al sector empresarial nicaragüense a realizar las gestiones pertinentes con sus homólogos costarricenses para reiterar que no es permitido que se cierren las fronteras comerciales.

Al mismo tiempo, afirmó el proceso de integración e intercambio comercial no puede ser frenado, por lo que se han hecho el llamado al sector empresarial del vecino país del sur para entablar el dialogo con su gobierno.

“Ni en la época de Mel Zelaya (ex presidente de Honduras) cuando se dio el golpe a Mel Zelaya y que hubo una disposición en aquel momento de los presidentes de cerrar la fronteras de tres días, inmediatamente el sector empresarial gestionó y estas fronteras fueron abiertas a las doce horas”, afirmó el dirigente empresarial.

José Adán recordó que ha pasado 24 horas desde el cierre de la frontera, pero que no se han medido las pérdidas ocasionadas hasta el momento.

“Lo que necesitamos es que no pase a más, que realmente las autoridades ticas tomen la responsabilidad de que se apertura el intercambio comercial, que permitan el paso comercial de la carga, que no permitan que estas personas estén tiradas en el suelo deteniendo el intercambio comercial centroamericano”, expresó.

A esta hora, el sector privado costarricense ha asumido el compromiso de llamar a lo inmediato a su presidencia para lograr acuerdos respecto a este tema, informó Aguerri.