Por segunda semana consecutiva se desarrolla a nivel nacional el periodo de matrículas para los estudiantes del país, proceso que con mucho orden y tranquilidad realizan los padres de familia, quienes afirman que con la nueva modalidad implementada por el Gobierno están garantizando el cupo de sus hijos en el grado correspondiente.

En el caso del Instituto Rigoberto López Pérez, el ritmo del proceso de matrícula es bastante ágil, los padres no tienen que esperar para realizar el trámite, ya que se ha dispuesto de un equipo de maestros, quienes atienden a todo el que llega a matricular a sus hijos.

“Con el nuevo proceso de matrícula, estamos garantizando el espacio para nuestros hijos en las aulas de clase, además nos estamos evitando hacer largas filas a como sucedía en años anteriores. Únicamente me pidieron como requisito llenar la hoja de matrícula, no pagamos nada y hemos sido atendidos muy amablemente por los maestros” dijo Elena Sánchez.

“Considero que al matricular a nuestros hijos conforme al calendario que ha dispuesto el Ministerio de Educación, nos evitamos alborotos. Una vez que los matriculamos vamos a proceder a preparar los utensilios que utilizarán el próximo año. Yo insto a todos los padres a no dejar hasta último momento la matrícula de sus hijos porque es responsabilidad nuestra garantizar la educación de nuestros hijos” expresó Norma Cárdenas.

Los maestros, por su parte, destacan el interés de los padres de familia quienes han acudido al llamado de las autoridades estudiantiles y han matriculado a sus hijos según el calendario programado.

“Ya estamos iniciando la segunda semana de matrículas y la verdad es que los padres están acudiendo conforme al horario establecido, sin embargo si un padre viene en el día que no corresponde de igual manera le matriculamos a sus hijos. Siempre estamos trabajando en función de que todo se desarrolle con calma, dando tranquilidad a los padres de familia” concluyó Dania Morales, maestra.

Foto: Archivo