Desde muy tempranas horas de este lunes, las familias del barrio Hugo Chávez abrieron las puertas de sus viviendas para permitir el ingreso de los brigadistas de salud que realizan labores de fumigación y abatización para evitar el dengue y chikungunya.

El doctor Benito Flores del Centro de Salud “Silvia Ferrufino”, informó que la meta este día es cubrir unos 2110 hogares que están ubicados en unos 36 andenes de este populoso barrio del Distrito VI de la capital.

“Nuestro objetivo de hoy es seguir con la lucha contra el dengue y el chikungunya, hacemos cuatro estrategias de eliminación de este vector, hoy estamos en la fase de fumigación para eliminar la fase adulta, 2110 casas pensamos fumigar el día de hoy y de esa manera estamos eliminando al zancudo adulto”, dijo Flores.

Una pana, un barril, una cascara de huevo o una tapa de gaseosa, son sitios que se convierten en potenciales criaderos del mosquito, lo que pone en peligro a todos los miembros de una familia o un barrio.

“Si el poblador los elimina, bota lo que no se ocupa o le da vuelta a lo que puede ser una criadero, le estamos pegando duro en ese sentido al dengue y al chikungunya”, destacó Flores.

"Desde muy temprano nos levantamos para que los brigadistas hagan su labor de fumigar y nosotros nos encargamos de limpiar de basura y chereques", dijo Laura Brizuela, pobladora de este barrio.

Bismarck Betanco, manifestó que la mejor manera de evitar las enfermedades, es teniendo limpia la casa, pues de lo contrario, el camino que se busca es el hospital.

“Aquí vivimos peleando con la basura, mi casa la mantengo limpia porque si no, lo más seguro es nos enfermemos de cualquier enfermedad. Le agradecemos muchos a estos brigadistas de salud que desde muy temprano andan fumigando porque aquí los zancudos son una epidemia”, señaló Betanco.