Según el Instituto Americano del Petróleo, el consumo de hidrocarburos en la economía estadounidense se situó la pasada semana en 15,9 millones de barriles diarios, para un descenso del cuatro por ciento.

Asimismo, la utilización de gasolina quedó en el nivel mas bajo desde febrero, a pesar de que el verano coincide con el periodo de mayores requerimientos de ese derivado.

No obstante, el departamento de Energía vaticinó que la cotización promedio del crudo para el 2012 será de 93,90 dólares el barril, en alza respecto a las previsiones de julio ultimo (92,83 dólares).

Bajo esas condiciones, el valor del West Texas Intermediate (WTI) cedió 72 centavos hasta 92,91 dólares el barril para entrega en septiembre.

Mientras, la calidad Brent del Mar del Norte experimentó un retroceso del 0,3 por ciento (36 centavos) y quedó en 111,64 dólares el tonel de 159 litros.

Los mercados siguen ademas de cerca la evolución del huracán Ernesto por su posible ingreso en la Bahía de Campeche, donde se concentran importantes yacimientos de petróleo.

Hasta el momento los analistas descartan interrupciones significativas en los suministros de crudo procedentes del Golfo de México.